«Ante las variantes más contagiosas del covid-19 podría necesitarse una tercera dosis de las vacunas anticovid-19«.

Así lo asegura el Dr. Arturo Alvarado Pisani, especialista en Ciencias Fisiológicas y médicas mención bioquímica.

Refiere que hay muchas inuminizaciones que se colocan por ejemplo, a los niños, que requieren de dos a tres dosis de las vacunas anticovid-19.

«Como la Hepatitis B, se coloca en el recién nacido un segundo refuerzo a los 2 meses y una tercera dosis«.

También precisa que a los 4 meses de edad de los recién nacidos se coloca la de la poliomielitis en 3 dosis; así como la del tétano.

«Lo que da una tercera dosis de la vacuna es aumentar la posibilidad de formar estas células B o plasmocitos de los linfocitos B que van a secretar inmunoglobulinas de alta afinidad».

Foto de Médico creado por freepik – www.freepik.es

Tres dosis de vacunas anticovid-19 aumentarían anticuerpos

Detalla el Dr. Alvarado que con dos dosis se conseguirían anticuerpos de baja carga, pero cuando se da una tercera dosis se pueden lograr más anticuerpos.

Con el caso de la vacuna China, que la eficacia está entre 50% y 55% de incrementar sus posibilidades de cobertura con «una combinación de dos o más vacunas«.

Sin embargo, el especialista cree que los problemas de aplicar una tercera dosis de vacunas anticovid-19, tendría que pasar porque las empresas tengan disponibilidad del antídoto. 

«Ante la baja efectividad se podría pensar que se necesitará más de dos dosis y esto complica más el panorama».

Por lo que exhorta a la reflexión a las autoridades sanitarias a comprender que la está sobre la marcha; y la mayoría de las vacunas están diseñadas con proteínas superficiales, espícula.

«Ante las variantes muchas compañías farmacéuticas tendrán que adaptarse a una tercera dosis, como la polivalente, que actúa contra las variantes».

Resalta el Dr. Alvarado, que los laboratorios han cumplido con su plataforma de producción, pero no es suficiente para la demanda y la velocidad que se necesita.

«Como países en el caso de Venezuela, se tendría que dejar de lado todos los intereses de otro tipo que no sean las de cuidar la salud del pueblo y tratar de accesar a todos los mecanismos que traigan las vacunas«.

Priorizar la población vulnerable

Agrega que si no se puede llegar la tercera dosis, por lo menos aplicar dos dosis y buscar un refuerzo tardío, como se hace con muchas otras enfermedades y se podría dar un buen beneficio. 

El especialista recuerda que hay una priorización de las vacunas anticovid-19, hacia el personal de salud: médicos, enfermeros, personal de choque, de analistas y luego los mayores de 65 años de edad.

«Que es la población de riesgo que además tiene otras patologías asociadas como diabetes, hipertensión arterial, y pacientes con problemas pulmonares».

Aunque considera que las variantes que se han observado recientemente en el mundo están afectando a la población joven; situación que no se había visto en la primera ola en el año 2020.

«Es comparativamente diferente con la pirámide poblacional que está siendo afectada por la enfermedad, a comparación con lo que se está viendo en el año 2021».

El Dr. Arturo Alvarado Pisani, especialista en Ciencias Fisiológicas y médicas mención bioquímica, coloca a disposición su cuenta @arturoalvarado2505 en Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Imagen destaca por:

Foto de Médico creado por freepik – www.freepik.es