El agua potable es aquella que es apta para el consumo del ser humano.Según estudios del Centro de Difusión del Conocimiento Económico (Cedice), el 25 % de las emergencias en los hospitales públicos de Venezuela son causadas por el consumo de agua contaminada.

Raúl Córdoba, coordinador de Cedice, explicó que las causas de los problemas gastrointestinales que se observan en los hospitales públicos del país se deben a la cantidad de bacterias acumuladas en el agua.

“Cuando analizamos los tres indicadores de desempeño del agua, continuidad calidad y cobertura, el que más nos ha alarmado es el de calidad; tal como lo menciona el informe hay un 25 por ciento de las emergencias que se registran por la baja calidad del agua», agregó.

Lea también Sida: Un problema de salud mundial

Córdoba también resaltó que la calidad del agua se puede medir a través de efectos perceptivos.

“El vital líquido que consumimos en nuestras casas no debe tener color, olor y debe ser insípida para los consumidores», destacó.

Asimismo, señaló que muchas veces se percibe el agua con la presencia de larvas que es algún tipo de bacteria, sedimento, que puede estar presente, así como algunos olores producto de la acumulación de ese sedimento.

Tratamiento del agua potable

Con respecto al tratamiento del agua, Córdoba señaló que la proliferación de las bacterias en el vital líquido se debe al mal trato que recibe el agua; en el mayor de los casos ocurre por la falta de recursos para realizar el proceso.

“Si no tenemos la posibilidad de filtrar el agua que consumimos en nuestros hogares, la podríamos someter al calor a través de un proceso de hervido, por lo menos cinco o diez minutos, a partir del punto de ebullición para matar las bacterias. Luego se filtra mediante una tela para eliminar los sedimentos”, dijo Córdoba.

 Agua potable 1
Foto referencial

Imagen de cortesía por: freepic.diller – www.freepik.es

Proceso de potabilización del agua

El agua potable tiene diferentes características con un proceso específicos al que debe someterse para poder considerarse como tal.

El agua se debe captar de fuentes naturales como ríos, lagos o embalses.

Si no es posible encontrar agua potable, existen tratamientos sencillos que están al alcance de todos; se pueden usar para potabilizar este líquido.

El agua potable es un recurso limitado. Es más fácil contaminar un litro de agua, que volver a hacerla apta para consumo humano. Muchas personas no tienen acceso al agua potable, por eso es importante cuidarla.

Contacta a este centro de difusión a través de sus redes sociales @cedicelibertad o por el Instagram del coordinador @rdcordoba.

Imagen destacada por: vwalakte – www.freepik.es