El carbón activado pertenece a los componentes que se han puesto de moda en los últimos años; se ha incorporado en muchos productos cosméticos y las influencers lo han agregado a sus rutinas de belleza con la utilización de mascarillas, exfoliantes, cremas y jabones.

¿Qué ha vuelto tan famoso al carbón activado?

Entre sus características domina la función de absorber impurezas y toxinas sin penetrar en la dermis, por lo cual generalmente se usa en productos cuya finalidad es limpiar y purificar la epidermis.

Lean también: El envejecimiento capilar y cómo revertirlo

¿Qué es el carbón activado?

El carbón activado es un componente de procedencia vegetal que nace primordialmente de maderas como el bambú o cáscaras de frutos como el coco. Estas materias se calientan a temperaturas altas (aproximadamente entre 400 y 700 grados) bajo unas condiciones específicas de concentración de oxígeno. El resultado final de este proceso es un material microporoso, el carbón activado, que cuenta con las próximas características:

  • Absorbente, lo que, al lado de su porosidad, lo convierte en un elemento interesante para borrar impurezas y toxinas de la piel.
  • Es de manera sutil abrasivo, aunque lo suficientemente suave como para que se pueda usar en la zona de la piel.
  • Es antibacteriano y además desintoxicante.
carbón activado
Foto Referencial

Foto de Fondo creado por freepik – www.freepik.es

Mascarilla casera

Ingredientes

  • 1 cucharada de leche desnatada
  • Cápsula de carbón vegetal
  • Sobre de gelatina sin sabor

Pasó a paso

Añade el sobre de gelatina en un recipiente. Echa la cucharada de leche desnatada en el recipiente.

Calienta la mezcla en el microondas hasta conseguir una textura gelatinosa (15 seg aproximadamente). Añade el carbón activo a la mezcla y remover todos los ingredientes.

Deja que se enfríe y aplicarla en el rostro pero evita el contorno de labios y de ojos.

Dejar que actuar por 20 min y retira con agua tibia.

Otros usos del carbón activado

Los usos del carbón activado no terminan en cosmética: además puede emplearse en casa o para curar intoxicaciones alimentarias o inclusive heridas.

Ejemplificando, puedes utilizarlo para purificar y desinfectar el agua del grifo con una barra de Binchotán, un filtro de agua 100% natural y Zero Waste. Una vez culmine su historia eficaz, puedes continuar utilizándolo para remover los malos olores de cualquier estancia.

En medicina se usa en casos de intoxicación por su capacidad como representante adsorbente para intentar envenenamientos y sobredosis por ingestión oral. Además puede emplearse en la dermis por medio de vendajes para auxiliar en la cicatrización. Para intentar cortes y heridas pequeñas, estas tiritas biodegradables de bambú enriquecidas con carbón activado te irán de maravilla.

Fuente: hogarmania

Imagen destacada por: Foto de Spa creado por pvproductions – www.freepik.es