El champú en polvo es un producto ideal de limpieza capilar que se debe usar en combinación con agua. Se encarga de absorber el exceso de sebo y dejar la melena nutrida, bonita y manejable.

El champú en polvo en un producto ideal para el lavado del pelo fino y graso; además de ser un aliado para que la cabellera se mantenga limpia por más tiempo.

Este tipo de lavado capilar es especialmente oportuno para las personas con el pelo graso, sin mencionar que su formato de uso es muy práctico y efectivo. Limpia el cabello con profundidad y lo deja perfectamente nutrido.

Lea también ¿Cabello dañado? Secretos para mantenerlo saludable

¿Cómo funciona el champú en polvo?

Los talcos siempre han sido grandes aliados de los cabellos grasos porque absorben el exceso de grasa, sin embargo, nunca se había creado un champú en polvo capaz de dejar la cabellera como todas las mujeres sueñan.

Uno de los principales beneficios que ofrece el champú en polvo es que limpia el cuero cabelludo con suavidad. Esto es muy importante porque algunos champús que retiran el sebo del cuero cabelludo lo hacen de manera agresiva.

El champú en polvo retira la cantidad de sebo justa y necesaria para que el pelo quede limpio. De igual forma, reduce su producción, algo esencial para evitar que el problema se repita de forma indefinida.

A diferencia de los polvos comunes que se usan para el cabello graso, el champú en polvo no reseca y deja la melena nutrida y con un brillo natural permanente.

Champú en polvo 1
Foto referencial

Imagen de cortesía por: lookstudio – www.freepik.es

Causas del pelo graso

El pelo graso es un problema muy común, esto sucede cuando las glándulas sebáceas aumentan su producción de grasa capilar.

Hay diferentes causas que estimulan este aumento de cebo y por ende hacen que el pelo se vuelva grasoso al poco tiempo después de lavarlo, entre ellas se encuentran:

El estrés: Cuando las personas viven momentos difíciles o de preocupación, las glándulas sebáceas pueden alterar su producción agravando el problema.

La mala alimentación: si generalmente entre la dieta se encuentran alimentos como mantecas, chocolates, embutidos y otros, el aumento en la producción de sebo del cuero cabelludo podría aumentar.

Carencia de vitaminas: Específicamente la del tipo B.

Problemas hormonales: Al existir un desequilibrio en los niveles hormonales, las glándulas sebáceas aumentan la producción de grasa.

Mal uso de productos: Usar productos inadecuados para el cabello puede aumentar la producción de sebo en el cuero cabelludo.

¿Cómo se utiliza el champú en polvo?

Se trata de un formato muy cómodo.

  1. Humedece el cabello.
  2. Vierte el contenido en la palma de la mano.
  3. Masajea el cuero cabelludo con suavidad y con movimientos circulares.
  4. Deja actuar un par de minutos para que absorba el exceso de grasa,.
  5. Enjuaga con abundante agua tibia.

¿Cómo cuidar el pelo graso?

Lo primero que debes haces es cepillar el cabello para eliminar la suciedad más superficial y hacer el lavado más efectivo. Este consejo se aplica a todo tipo de cabellos, pero muy especialmente los grasos.

Cuando laves el cabello el agua debe estar tibia, si está muy fría no se elimina bien la grasa ni los residuos.

¿Con qué frecuencia se debe lavar el pelo?

Mientras las personas laven más su cabello, este generara más grasa capilar. Con el champú en polvo puedes realizar el lavado cada tres días.

Imagen destacada por: prostooleh – www.freepik.es