El ciclo menstrual, ese proceso natural que acompaña a las mujeres durante gran parte de su vida, suele ser un tema rodeado de dudas e incertidumbres. Sin embargo, comprender sus fases y los cambios que estas conllevan, no solo brinda la oportunidad de conocer mejor el propio cuerpo, sino que también permite tomar decisiones informadas sobre la salud sexual y reproductiva.

En este artículo, nos embarcaremos en un viaje para desentrañar los secretos del ciclo menstrual, explorando las distintas fases que lo componen y ofreciendo herramientas para reconocerlas.

Las Fases del Ciclo Menstrual: Un Baile Hormonal

El ciclo menstrual, orquestado por un complejo juego hormonal, se divide en cuatro etapas principales:

1. Menstruación: Esta fase, usualmente conocida como «periodo», marca el inicio del ciclo y se caracteriza por el sangrado vaginal, producto del desprendimiento del endometrio, la capa interna del útero que se había preparado para un posible embarazo. Su duración promedio es de 3 a 7 días.

2. Fase Folicular: Tras la menstruación, comienza la fase folicular, donde los folículos, pequeños quistes en los ovarios, albergan a los óvulos. Bajo la influencia del estrógeno, el folículo dominante madura y se prepara para liberar el óvulo. Esta fase puede durar entre 6 y 14 días.

3. Ovulación: Alrededor del día 14 del ciclo (considerando un ciclo regular de 28 días), se produce la ovulación: el folículo dominante libera el óvulo maduro a la trompa de Falopio, listo para ser fecundado por un espermatozoide. Esta fase dura aproximadamente 24 horas.

4. Fase Lútea: Si el óvulo no es fecundado, este regresa al útero y se desintegra. El folículo que lo albergaba se transforma en el cuerpo lúteo, que segrega progesterona. Si no hay embarazo, el cuerpo lúteo se desintegra, dando lugar a la menstruación y al inicio de un nuevo ciclo. Esta fase puede durar entre 12 y 14 días.

ciclo mentrual

Imagen de Saranya7 en Pixabay

Identificando las Fases: Signos y Síntomas

Si bien la duración de las fases puede variar de un ciclo a otro, existen señales que pueden ayudar a reconocerlas:

Menstruación: Sangrado vaginal, calambres abdominales, dolor de espalda, cambios de humor, hinchazón.

Fase Folicular: Aumento de la energía, libido elevada, flujo vaginal transparente, sensación de sequedad vaginal.

Ovulación: Dolor pélvico leve (mittelschmerz), flujo vaginal similar a la clara de huevo, aumento de la sensibilidad en los senos, libido en su apogeo.

Fase Lútea: Hinchazón, sensibilidad en los senos, fatiga, cambios de humor, somnolencia, ligero sangrado (spotting).

Lea: Remedios caseros para aliviar el dolor menstrual

Un Ciclo Único y Personalizado

Es importante recordar que cada mujer experimenta su ciclo menstrual de forma individual. La duración de las fases, la intensidad de los síntomas y los cambios físicos y emocionales pueden variar.

Prestar atención a los signos y síntomas propios, llevar un registro del ciclo menstrual y, en caso de dudas o inquietudes, consultar con un profesional de la salud, son claves para comprender mejor este proceso natural y vivir en armonía con él.