La cirugía articular es un procedimiento quirúrgico que consiste en colocar una articulación artificial en el lugar de una lesionada. En un punto de unión de dos o más huesos, como la rodilla, la cadera o el hombro.

Existen diferentes procedimientos menos invasivos aplicados a la cirugía articular que se realizan por especialistas.

Avances de la cirugía articular

José Manuel Civira, Cirujano Ortopédico y Traumatólogo, señala que con el avance de la tecnología se han presentados diferentes opciones al momento de realizar estas intervenciones.

«Actualmente tratamos de ser menos invasivos en las articulaciones a fin de que el paciente pueda reincorporarse rápido a sus tareas matutinas», resaltó el especialista.

Lea también Baby led weaning (BLW): ¿En qué consiste?

¿Por qué se dañan las articulaciones?

Las articulaciones pueden dañarse por patologías como la artritis, lesiones traumaticas y otras enfermedades de tipo degenerativo como fracturas o problemas metabólicos.

Estas se pueden desgastar y causar dolor, rigidez e hinchazón.

Artroscopia: Nueva técnica quirúrgica

La artroscopia es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva. Se caracteriza por la introducción, mediante pequeñas incisiones, para visualizar la totalidad de la articulación.

Este procedimiento ofrece mejores soluciones de visualización y maniobra que la cirugía abierta.

Además permite que las complicaciones de la artroscopia sean mínimas y la recuperación más rápida.

Cirugía articular y artroscopia 1
Foto referencial

Imagen de cortesía por: jcomp – www.freepik.es

¿En qué consiste esta cirugía articular?

Este procedimiento consiste en realizar una o dos incisiones pequeñas bajo anestesia regional.

Una de las incisiones sirve para introducir la cámara (artroscopio) y la otra para los instrumentos, así como aspirar e iluminar la articulación.

Gracias a la cámara y a la iluminación, el cirujano puede visualizar de manera efectiva lo que realiza en la articulación.

Beneficios

Este procedimiento es útil para realizar cirugías en las articulaciones de la rodilla, el hombro, la cadera, el codo, el tobillo o la muñeca.

También se utiliza para hacer otro tipo de intervenciones como cirugía artroscópica de menisco y de reconstrucción de ligamento cruzado.

En Venezuela se cuentan con instrumentos, prótesis y avances que pueden ayudar a minimizar el impacto de las operaciones convencionales.

«Donde la preservación de las articulaciones es realizada de manera menos invasiva», agregó el cirujano.

Imagen destacada por: peoplecreations – www.freepik.es