La coenzima Q10 es un antioxidante elaborado por el cuerpo naturalmente para que las células crezcan y se mantengan sanas. Esta trae múltiples beneficios para la salud. Reduce el riesgo cardiovascular, combate los radicales libres, favorece la pérdida de peso.

La coenzima Q10 es además uno de los ingredientes cosméticos más eficaces para prevenir la aparición de arrugas y reducir el aspecto de las ya existentes.

Lea también El síndrome metabólico: Trastorno riesgoso para enfermedades cardiacas

El secreto está en la mitocondria

La coenzima Q10 es una sustancia grasa soluble. Se produce de forma natural en los tejidos del cuerpo y que es utilizada por las células para extraer la energía de los alimentos.

Esta sustancia se encuentra principalmente en las mitocondrias, que son las encargadas de convertir la energía de los carbohidratos y ácidos grasos en combustible celular.

Claves de la acción cosmética de Q10

La coenzima Q10 es una sustancia antioxidante por lo que su acción a nivel cutáneo es muy importante, ya que controla el efecto que generan los radicales libres; originados por el sol y otros factores como el tabaco, la contaminación ambiental y el estrés.

Su aplicación regular es capaz de reparar los estragos que todos estos elementos han producido sobre la piel, aumentando el grosor y la elasticidad de la misma.

Se ha comprobado que el uso habitual de cremas que contengan en su formulación la coenzima Q10 puede retrasar notablemente el proceso de envejecimiento cutáneo.

Especialistas recomiendan aplicar esta coenzima no sólo en el rostro sino también en todas aquellas zonas que estén expuestas al sol de forma inapropiada.

Dónde conseguir la coenzima Q10

El organismo produce naturalmente esta coenzima, pero también se puede encontrar en alimentos como la carne, el pescado, los aceites vegetales, el germen de trigo, los cereales, los frutos secos y la soja.

Habría que comer 450 gramos de sardinas y más de un kilo de maní para alcanzar la cantidad mínima recomendada en las personas sanas. Lo mejor es tomarla como complemento, teniendo en cuenta que se absorbe de forma óptima si se consume con las comidas.

En cuanto a la dosis recomendada, no existe una cifra estandarizada. Cuando se trata de la eliminación de arrugas, la recomendación es de 30 a 300 mg diarios, dependiendo de cada caso. En los casos de diabetes o enfermedad cardiaca, este suplemento nunca debe consumirse sin supervisión médica.

Coenzima Q10 antioxidante
Foto referencial

Imagen de cortesía por: freepik – www.freepik.es

Coenzima Q1: Beneficios para la salud

Según un reciente estudio llevado a cabo en el Hospital Universitario de Zurich, tomar diariamente un suplemento de esta sustancia reduce tanto la frecuencia como la intensidad de dolores de cabeza, como los ataques de migraña o las jaquecas.

También hay evidencias científicas de que la coenzima Q10 actúa positivamente sobre el sistema inmune, estimulándolo y haciendo que se defienda mejor frente a las infecciones, evitando la proliferación de bacterias.

Investigadores de los laboratorios Merck han encontrado evidencias de que esta coenzima es beneficiosa en la curación y reparación del tejido periodontal, así como en el tratamiento de otras patologías bucales como la gingivitis, ya que fortalece las encías.

Una investigación de a Universidad de California ha relacionado la administración de la coenzima Q10 con un retraso en la aparición de los efectos de los trastornos neurológicos degenerativos propios de esta dolencia.

Otros estudios de especialistas de las Universidades de Copenhague y Miami, apuntan a la existencia de posibles efectos antitumorales en pacientes con predisposición a desarrollar cáncer de mama.

También parece ser efectiva en los casos de diabetes, ya que mejora el metabolismo de los azúcares

Coenzima Q10 como aliada del corazón

Independientemente de sus efectos estéticos, la gran importancia de la coenzima Q10 reside en su papel cardioprotector.

Las mayores concentraciones de esta coenzima se encuentran en el corazón; de ahí que su aplicación en terapia médica se centre sobre todo en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares.

Imagen destacada por: whatwolf – www.freepik.es