¿Por qué hablamos de Dengue? En Venezuela siempre se diagnostican casos de Dengue en todo el territorio nacional a lo largo del año con un aumento en el número en la temporada de lluvias que acaban de iniciarse en la actualidad

El Dengue es una arbovirosis, es decir, una enfermedad viral transmitida a través de la picadura de las hembras de mosquitos principalmente de la especie Aedes aegypti, conocido coloquialmente como “mosquito patas blancas” y en menor grado por A. albopictus.

Están presentes en zonas tropicales y subtropicales de todo el planeta en zonas urbanas y semiurbanas y también pueden transmitir Chikungunya, Zika y Fiebre Amarilla. Las personas infectadas sintomáticas y asintomáticas son los portadores y multiplicadores y los mosquitos se infectan al picarlas.

El Patas Blancas se encuentra en zonas urbanas, se reproduce en recipientes artificiales y superficies oscuras, se alimenta durante el día y se intensifican las picaduras durante las mañanas y antes de que oscurezca, logrando picar a muchas personas. Los huevos pueden permanecer secos en los lugares de criaderos durante un año y eclosionar al entrar en contacto de nuevo con el agua.

el dengue
Imagen referencial – Imagen de shammiknr en Pixabay

El dengue en la actualidad

En la actualidad, afecta la mayor parte de los países de Asia y Sur América y se ha convertido en una de las principales causas de hospitalización y muerte en niños y adultos en estas regiones.

Según la Actualización Epidemiológica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de fecha 10 de junio de 2020: en la región de las Américas se han notificado 1.600.947 casos y 553 muertes por Dengue entre la semana epidemiológica (SE) 1 hasta la 21 de 2020 con una tasa de incidencia acumulada de 164,18 casos por 100.000 habitantes. Los países con más alta proporción de casos son: Brasil (1.040.481 casos), Paraguay (218.798 casos), Bolivia (82.460 casos), Argentina (79.775 casos) y Colombia (54.192 casos).

El agente causal es el virus del Dengue que forma parte de la familia Flaviviridae y tiene 4 serotipos: DEN 1, DEN 2, DEN 3 y DEN 4

Cuando una persona se recupera de la infección desarrolla inmunidad de por vida contra el serotipo específico que la causó. La inmunidad cruzada a los otros serotipos es parcial y no es sostenida en el tiempo. Cada nuevo episodio causado por otro de los serotipos aumenta el riesgo de padecer Dengue Grave. Los grupos vulnerables son: los ancianos, embarazadas, niños menores de 5 años y personas con afecciones crónicas.

Foto Referencial

¿Cómo saber si tengo Dengue?

Debemos sospechar que una persona puede tener Dengue cuando presenta 4 a 10 días después de la(s) picadura(s) de mosquitos; fiebre alta (39 – 40 grados C), cefalea intensa, dolor detrás de los ojos, dolores musculares y articulares, intolerancia a la luz (fotofobia), rash o coloración rosada o roja de la piel y en algunos casos nauseas y/o vómitos. Con frecuencia la duración es de 5 a 7 días.

Durante este proceso, entre los 3 a 7 días después de los primeros síntomas, el paciente puede presentar signos asociados a una complicación potencialmente mortal conocida como Dengue Grave, y debe permanecer hospitalizado recibiendo atención médica especializada, estos son: descenso de la temperatura corporal a menos de 38 grados C, dolor abdominal intenso difuso o hacia hipocondrio derecho, vómitos con sangre en algunos casos más severos, respiración acelerada, hipotensión, sangrado de encías, a través de orina, heces y sitios de venopunción, fatiga y agitación.

el dengue
Imagen referencial cortesía de Pixabay

¿Cómo diagnosticarlo?

Generalmente, el diagnóstico en laboratorio de se hace a través de la determinación de Anticuerpos en una muestra de sangre que debe ser tomada después del quinto día de enfermedad; en la cual se van a identificar Inmunoglobulina M (IgM) para Dengue que nos dice que estamos ante una infección aguda e Inmunoglobulina G (IgG) que está presente cuando es una infección pasada.

También encontramos valores de plaquetas por debajo de sus límites de normalidad (de 145.000 a 450.000) conocido como Trombocitopenia y podemos encontrar elevación de las Transaminasas, prolongación de los Tiempos de Coagulación, cifras elevadas de Hemoglobina y Hematocrito que son el reflejo de hemoconcentración y es son indicadores de gravedad.

No hay tratamiento específico del Dengue ni del Dengue grave pero su diagnóstico temprano y el acceso a la asistencia médica adecuada disminuyen las tasas de mortalidad de más de 20% a menos del 1%

En diciembre 2015 fue aprobada la primera vacuna CYD-TDV contra los 4 serotipos de Dengue (Dengvaxia, su nombre comercial) desarrollada por Sanofi Pasteur. Hasta la fecha su comercialización ha sido autorizada por los organismos sanitarios de 20 países para ser aplicada a personas entre 9 y 45 años, residentes de zonas con seroprevalencia del 70% o más. La estrategia de vacunación recomendada es vacunar únicamente a los que hayan sido infectados anteriormente de acuerdo al resultado positivo de la prueba de anticuerpos o con la demostración de infección previa confirmada por laboratorio.

el dengue
Imagen referencial – Pixabay

Hoy día, el único método para controlar o prevenir la transmisión del Dengue consiste generalmente en la lucha contra los mosquitos con la reducción de la fuente de sus criaderos, las medidas de control de vectores con la aplicación espacial de insecticidas para eliminar rápidamente las formas adultas, el uso de larvicidas, rociado residual intra y peridomiciliario, la eliminación del agua estancada y de desechos sólidos y garantizar la cobertura de todos los contenedores de almacenamiento de agua y su limpieza periódica.

Debemos crear conciencia, educar y en general, hacer todos lo esfuerzos para obtener el apoyo de las comunidades para la prevención de COVID-19 y el Dengue.  

Texto original de la Dra. Patricia Valenzuela

Medicina Interna/Infectología

Instagram: @dra.pvalenzuela

Twitter: @pnohemi

A tu salud…