El melasma, también conocido como cloasma, es un tipo de hiperpigmentación muy común en las mujeres, en especial durante y después del embarazo.

Este suele aparecer normalmente en las mejillas, el puente de la nariz, la frente y el labio superior. También hay ocasiones en las que se puede observar en otras partes del cuerpo que sufren exposición al sol.

La melanina es un pigmento que define el color de la piel en las personas y su aumento es el causante del melasma.

Maira González de Anzola, especialista en cirugía dermatológica y estética, explica que este tipo de patologías también padecen los hombres, pero es más habitual en las mujeres.

Lea también Cáncer de mama ¿Inhiben su agresividad?

«Es una patología que se produce por la existencia de diferentes tipos de manchas en la piel como pecas. Es importante que las personas sepan que no toda mancha es melasma, por eso es importante tratar con los especialistas», dijo la especialista.

Cuando el melasma se produce es importante tratrse con las personas indicadas para este tipo de afecciones.

«Varios factores como la exposición solar y la edad van a determinar que un paciente presente este tipo de patología», destacó la especialista.

Asimismo, indicó que las mujeres que presentan el melasma pueden presentar otro tipo de patologías como ginecológicas.

«Por eso hace un llamado a no automedicarse ya que podría empeorar», agregó la doctora.

Diagnóstico del melasma

Un médico dermatólogo podrá identificar el melasma fácilmente gracias a la forma y color típicos sin otros síntomas.

En ocasiones, puede ser necesario que su médico solicite exámenes de sangre para descartar otras patologías.

Cuando las alteraciones en la piel se asemejan a otras enfermedades, será necesario realizar una biopsia de piel para analizarla con un microscopio.

Conoces el melasma
Foto referencial

Imagen de cortesía por: jcomp – www.freepik.es

¿Cómo prevenirlo?

Una de las medidas que se pueden adoptar para prevenir y reducir la gravedad del melasma es mantener una actitud proactiva respecto a la protección solar:

  • Acortar el período de tiempo que pasa al sol.
  • Evitar el bronceado.
  • Usar protectores solares diariamente, aún cuando se encentre en casa frente al computador.

Tipos de melasma

Existen dos tipos de melasma, el epidérmico que es cuando la melanina se deposita en la capa más superficial de la piel. Y el melasma dérmico es mucho más profundo.

Tratamientos

Existe una variedad de tratamientos para la piel cuando las personas sufren de melasma. Son efectivos solo si la hiperpigmentación afecta las capas superiores de la piel, por eso es importante que consulten a su médico.

Las cremas blanqueantes de la piel que contienen hidroquinona, tretinoína o un corticosteroide se pueden usar en combinación para ayudar a aclarar las manchas oscuras.

Pueden probar también con exfoliaciones químicas con ácido glicólico o ácido tricloroacético.

«En las personas que no responden a las cremas decolorantes para la piel, siempre bajo estricta vigilancia médica», subrayó la especialista.

Si desean mayor información sobre este tema, pueden visitar la cuenta de la doctora Maira González @dra.mayragonzalez en Instagram.

Imagen destacada por: wayhomestudio – www.freepik.es