La glucosa en la sangre proviene de los alimentos que usted consume y es su principal fuente de energía pero un alto nivel de azúcar puede ser perjudicial para la salud.

Realizar una actividad física puede ser tan eficaz como los medicamentos que se utilizan para controlar los niveles de azúcar en la sangre.

El ejercicio también puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, obesidad. Una buena forma de realizar ejercicios incluye el levantamiento de pesas, caminata a buen ritmo periódicamente, correr, manejar bicicleta, bailar, caminar, nadar, entre otras disciplinas.

Lea también Inteligencia artificial aplicada a la medicina

Glucosa en la sangre: Cómo reducir sus niveles

Con la realización de la actividad física se puede llegar a mantener una vida más saludable y plena. Una caminata de 30 a 45 minutos diarios ayuda a controlar el azúcar en la sangre.

Un estudio afirma que 10 minutos de entrenamiento duro es suficiente para bajar los niveles de glucosa en 13% hasta por 24 horas en las personas que padecen diabetes tipo 2.

Este tipo de entrenamiento se puede realizar en elípticas, bicicletas estática o caminadora. Es importante iniciar con un calentamiento de baja intensidad por 4 minutos y seguir aumentando con intervalos de tiempo.

También pueden realizar ejercicios combinados como pesas y ejercicios aeróbicos que ayudan a reducir el nivel de glucosa en la sangre.

La natación también es un ejercicio que ayuda a mantiene estables sus niveles de glucosa en la sangre. Para obtener beneficios se recomienda hacerlo tres veces a la semana.

Glucosa en la sangre 1
Foto referencial

Imagen cortesía por: by freepik – www.freepik.com

No exceda la ingesta de carbohidratos

El cuerpo convierte los carbohidratos en glucosa, cuando las personas consumen carbohidratos en exceso los niveles de glucosa en la sangre suben. Estudios demuestran que una dieta baja en carbohidratos ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Ventajas de mantener la glucosa bajo control

La glucosa en la sangre es la dosis energética más usada por la mayor parte de los órganos, por lo tanto es imprescindible que circulen cantidades adecuadas por el organismo.

Sin embargo, los picos frecuentes de glucosa debido a la ingesta de alimentos con alto contenido de azúcar son perjudiciales para la salud aun con un metabolismo sano, ya que favorecen la liberación de hormonas anabólicas como la insulina que entre otras cosas puede ayudar el almacenamiento de grasa en el cuerpo.

Glucosa en la sangre: Realizar una prueba

Los especialistas van a solicitar la realización de una prueba de glucosa en la sangre si los pacientes presentan síntomas de altos o bajos niveles de glucosa. Cuando las personas tienen un aumento de los niveles de glucosa puede presentar algunos de estos síntomas:

  • Aumento de la sed
  • Orinar con más frecuencia
  • Visión borrosa
  • Cansancio
  • Heridas que cicatrizan lentamente

Por otra parte, cuando las personas presentan bajos niveles de glucosa en la sangre pueden llegar a sentir:

  • Ansiedad
  • Sudoración
  • Temblores
  • Hambre
  • Confusión

También el médico le podrá solicitar realizar la prueba si la persona sufre de sobrepeso, hace poco ejercicio, algún familiar sufre de diabetes, sufre de presión arterial alta o enfermedades del corazón.

Imagen destacada por: xb100 – www.freepik.com