La cirugía de mínimo acceso viene a brindar soluciones al paciente ginecológico e, igualmente, al especialista. Los expertos en Cirugía mínimamente invasiva, como el Dr. Jesús Castellano, la recomiendan como la mejor opción para tratar o corregir patologías ginecológicas.

Explica que las cirugías abiertas para tratar afecciones en proceso de ginecológico están siendo apartadas en pro de técnicas y tecnologías médicas menos agresivas y/o invasivas que lesionen la anatomía del paciente.

Ventajas de la cirugía de acceso mínimo en ginecología

cirugía plástica y adicción 2
Foto referencial

Expone el Dr. Castellanos que la cirugía de invasión mínima lleva en el país, Venezuela, al menos dos décadas, atendiendo a muchas mujeres; lo cual no es tan novedosa como técnica quirúrgica, mas sí efectiva.

Entre los beneficios que resalta el Dr. Castellanos de este tipo de cirugía ginecológica es que:

«la paciente retorna rápidamente a su actividad socioeconómica; porque, en general, la paciente se recupera mucho más rápido»

Cosa que no pasa en las cirugías abiertas, donde el lapso de tiempo de recuperación es mucho mayor y dificultoso.

Otras de las bondades el la cirugía de acceso mínimo es que las agresiones son menores, y las posibilidades de infección postoperatorias son reducidos a su mínima expresión, indica Castellanos.

¿En qué casos aplicar la cirugía de mínima invasión?

El experto en Cirugía de acceso mínimo, Dr. Jesús Castellano, menciona que en los casos más comunes de este tipo de intervenciones, se puede hablar, por ejemplo, en los caso reproductivos, de «miomas que requieren ser sometidos a un procedimiento quirúrgico».

Lea también: La importancia de sedar a pacientes en las unidades de terapia intensiva

Este procedimiento ha hecho posible que las operaciones como la histerectomía hayan disminuido en países del primer mundo.

«Hoy en día ni las de gran volumen, que era un mioma que pasa de los 4 centímetros, se hace por vía abierta».

De modo que, aunque aun hoy se siguen practicando cirugías abiertas en paciente ginecológicos, la tendencia es a emplear el método mínimamente invasivo.

Otros de los casos en que se ve superado la cirugía abierta en pro de la cirugía menos invasiva es en la endometriosis profunda. Explica el Dr. Castellanos que, tradicionalmente este tipo de intervenciones requerían de personal interdisciplinario para la que la cirugía abierta fuese posible.

Pero «hoy día todos los órganos se manejan por mínima invasión», asevera el experto, y agrega que la cirugía de acceso mínimo, logra que los pacientes operados por endometriosis tengan un recuperación óptima y en menor tiempo, gracias a la precisión de esta técnica. «Estamos hablando de tecnología HD; donde podemos ver los órganos más precisos, más definidos», lo que facilita el abordaje del problema.

Fuente: Atusalud