En términos generales, no existe cura para las alergias. Pero existen medicamentos accesibles, tanto de comercialización independiente como recetados, que contribuyen a calmar y atacar los síntomas molestos; como la congestión y la secreción nasal.

Entre estos medicamentos, se agrupan los antihistamínicos, descongestionantes, las sustancias combinadas y los corticosteroides, entre otros.

Además, se pueden conseguir tratamientos de inmunoterapia, en forma de inyecciones antialérgicas o píldoras, que se colocan bajo la lengua; éstos incrementan, gradualmente, nuestra capacidad para soportar los alérgenos.

alergias 2
Foto referencial

Foto cortesía de: diana.grytsku – www.freepik.es

Antihistamínicos

En general, los antihistamínicos se han usado durante años para calmar los síntomas de las alergias. Se consiguen en forma de pastillas, líquidos, aerosoles nasales o gotas para los ojos. Las gotas oftálmicas antihistamínicas, de comercialización independiente, alivian el enrojecimiento en los ojos; mientras que los aerosoles nasales pueden calmar las alergias estacionales durante todo el año.

Descongestionantes

Como su nombre lo indica, los descongestionantes alivian la congestión y, a menudo, se recetan junto con antihistamínicos para las alergias. También se pueden encontrar en forma de aerosoles nasales, gotas para los ojos, líquidos y píldoras.

Los descongestionantes en aerosol nasal y gotas para los ojos tienen que usarse solo por unos pocos días; ya que la utilización prolongada puede agravar las afecciones alérgicas. Las píldoras y los descongestionantes líquidos tienen la posibilidad de ingerirse a lo largo de más tiempo de manera segura.

Medicamentos combinados para combatir las alergias

Ciertos medicamentos para las alergias están compuestos tanto por un antihistamínico como por un descongestionante para aliviar diversas afecciones alérgicas. Otros medicamentos poseen diversos efectos, además de bloquear los síntomas de la histamina; como lo es el evitar que los mastocitos liberen otras sustancias químicas que inducen a más alergias.

Aerosoles nasales anticolinérgicos

El medicamento bromuro de ipratropio puede minimizar la secreción nasal. Una vez que se rocía en cada fosa nasal, reduce la mucosidad de las glándulas que recubren los conductos nasales.

Lea también: Aumento de senos y otras intervenciones más comunes en el quirófano

Esteroides

Los esteroides, conocidos médicamente como corticosteroides, tienen la posibilidad de minimizar la inflamación vinculada con las alergias. Previenen y tratan la congestión nasal, los estornudos, la picazón y el goteo nasal; debido a alergias estacionales o a lo largo de todo el año. Además pueden reducir la inflamación y la hinchazón de otros tipos de manifestaciones alérgicas.

Los esteroides sistémicos permanecen accesibles en algunas maneras: como píldoras o líquidos para alergias graves o asma, inhaladores de acción local para el asma , aerosoles nasales de acción local para alergias estacionales durante todo el año, cremas tópicas para alergias cutáneas o colirios tópicos para la conjuntivitis alérgica . Además de los esteroides, su doctor puede dictaminar recetarle tipos extras de medicamentos para contribuir a combatir sus cuadros alérgicos.

Estos medicamentos son muy efectivos para las alergias; pero tienen que tomarse con regularidad, constantemente a diario, para que sean útiles, inclusive una vez que no sienta malestar alguno de alergia. Además, se puede seguir de 1 a 2 semanas previo a que se logre sentir el efecto total del medicamento.

Estabilizadores de mastocitos

Generalmente, los estabilizadores de mastocitos tratan la inflamación leve a moderada. Estos permanecen accesibles al público como gotas para los ojos para la conjuntivitis alérgica y aerosoles nasales para afecciones de alergia nasal. Al igual que con varios medicamentos, tienen la posibilidad de pasar numerosas semanas previo a que se sientan los efectos.

Modificadores de leucotrienos

En general, los modificadores de leucotrienos tratan el asma y los síntomas de la alergia nasal. También se pueden recetar junto con otros medicamentos; son accesibles solo con prescripción médica y vienen en forma de píldoras, tabletas masticables y gránulos orales.

Inmunoterapia

La inmunoterapia podría ser una de las maneras más eficaces si padece alergias más de 3 meses al año. Las vacunas antialérgicas lo exponen a niveles gradualmente crecientes del alérgeno ofensivo para contribuir a su sistema inmunológico a desarrollar tolerancia. La FDA ha aprobado numerosas tabletas de inmunoterapia abajo de la lengua que tienen la posibilidad de tomar en el hogar.

Fuente: mejorconsalud

Imagen destacada por: wayhomestudio – www.freepik.es