Los fibromas uterinos, que su doctor puede llamar leiomiomas o miomas, son tumores musculares que tienen la posibilidad de crecer en su útero. Ocasionalmente se transforman en cáncer, y si los contraes no supone que tengas más probabilidades de contraer cáncer uterino.

Los fibromas tienen la posibilidad de cambiar mucho en tamaño, forma y localización. Tienen la posibilidad de aparecer en el útero, en la pared uterina o en su superficie. Además, tienen la posibilidad de unirse a su útero por una composición semejante a un tallo.

Los fibromas uterinos principalmente aparecen en damas en edad fértil, principalmente entre 30 y 40 años, sin embargo, tienen la posibilidad de aparecer a cualquier edad. Son más frecuentes en las mujeres afroamericanas que en las mujeres blancas, y además tienden a aparecer antes y crecer más rápido en las mujeres afroamericanas.

fibromas uterino 2
Foto referencial

Foto de rawpixel.com – www.freepik.es

Síntomas

La mayor parte de los fibromas no ocasionan ningún síntoma y no necesitan tratamientos más que no sea la observación regular de atención médica. Estos típicamente se da en fibromas pequeños.

Mientras no presente síntomas, se denomina fibroma asintomático. Los fibromas grandes tienen la posibilidad de hacer que experimente un cuadro sintomatológico, como:

  • Sangrado en exceso o doloroso durante la menstruación
  • Sangrado entre sus períodos.
  • Una sensación de plenitud en la parte inferior del vientre (hinchazón)
  • Micción recurrente (esto puede pasar una vez que un fibroma genera presión sobre la vejiga)
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor lumbar
  • Estreñimiento
  • Flujo vaginal crónico
  • Incapacidad para orinar o vaciar del todo la vejiga

Los síntomas de los fibromas uterinos principalmente se estabilizan o desaparecen luego de haber pasado por la menopausia pues los niveles hormonales se reducen.

Lea también: Ortosomnia: Obsesión por dormir bien

¿Qué causa los fibromas?

No queda claro por qué se desarrollan los fibromas, sin embargo, diversos componentes tienen la posibilidad de influir en su formación

Hormonas

El estrógeno y la progesterona son las hormonas segregadas por los ovarios. Hacen que el revestimiento uterino se regenere durante cada periodo menstrual y tienen la posibilidad de estimular la formación de fibromas.

Antecedentes familiares

Los fibromas tienen la posibilidad de ser hereditarios. Si su mamá, hermana o abuela tiene antecedentes de esta afección, usted puede desarrollarla.

Embarazo

Durante el embarazo se incrementa la producción de estrógeno y progesterona en su cuerpo. Los fibromas tienen la posibilidad de formarse y crecer durante el embarazo.

Fuente: cuidateplus

Imagen destacada por: stefamerpik – www.freepik.es