Muchas personas tienden a tener los pies y las manos más frías de manera natural, sin una patología subyacente. Es una condición común.

Una vez que sus manos y pies tienden naturalmente a enfriarse, es viable que solo deba tomar precauciones extras en climas fríos para protegerlos.

Sin embargo, si sus pies y manos frías se convierten en una molestia, una y otra vez, o si nota indicios extras, como cambios de color en los dedos, hay más cosas que puede hacer.

A continuación, presentaremos lo que debería saber sobre los pies y las manos frías, y lo cual puede hacer al respecto.

pies y manos frías 2
Foto referencial

Foto por: pixabay

Formas de calentar los pies y las manos

No importa qué se encuentre ocasionando sus pies y manos frías, pero es fundamental para su tranquilidad calentarlos. Aquí hay algunos remedios:

  • Considere las posibilidades de ropa. Utilice un sombrero, guantes, calcetines y un abrigo cálido en climas fríos. Utilice capas para conservar su núcleo caliente y no utilice ropa ajustada.
  • Ayude a los niños a saber qué hacer. Para los más chicos, asegúrese de que se encuentren bien vestidos y sepan que tienen que entrar a casa si se sienten fríos o si sus manos o pies se enfrían.
  • Use calcetines o zapatillas. Use un suéter y calcetines calientes si tiene frio por dentro.
  • Haga ejercicio cada día. Realice ejercicios cada día, inclusive a pie, para mejorar su circulación de sangre.
  • Haz un calentamiento veloz. Trate de brincar para que su sangre se mueva. Marcha en el sitio a medida que estás sentado. Mueve los dedos de los pies y haz círculos con los pies. Haz círculos en el viento con cada dedo si permanecen firmes. Realice círculos anchos en el viento con los brazos para estimular el flujo de sangre.
  • Muévete regularmente. Tómese el tiempo necesario para levantarse por lo menos cada media hora para estirarse o caminar.
  • Use una almohadilla térmica eléctrica. Las almohadillas térmicas eléctricas vienen en diferentes tamaños y estilos que puede utilizar para diferentes zonas de su cuerpo.
  • Para los pies, utilice una almohadilla térmica en la parte baja de la espalda. Utilice una almohadilla térmica en sitios clave como la parte baja de la espalda y en los pies a medida que se relaja por la noche. Esto puede contribuir a que los vasos sanguíneos se abran y permitan un mayor flujo de sangre a las extremidades.
  • Mantenga algo caliente. Sostenga una bebida caliente en sus manos.
  • Masaje veloz. Masajee enérgicamente sus manos o pies.
  • Mantenga los calentadores al alcance. Utilice calentadores de manos o pies comerciales de un solo uso o reutilizables una vez que se encuentre afuera en el frio.

Lea también: Afasia: Qué es, síntomas y sus tipos

¿Qué más causa pies y manos frías?

  • Anemia
  • Enfermedad arterial
  • Diabetes
  • Hipotiroidismo
  • Síndrome de Raynaud
  • Deficiencia de vitamina B-12
  • Tabaquismo

Fuente: webconsultas

Imagen destacada por: Mikhail Nilov en Pexels