A los pacientes con autismo, constantemente se les complica quedarse quietos y permitir que el dentista realice su trabajo, generándose así problemas dentales en ellos mismos.

Todos requieren de una mano para agarrarse algunas veces, en especial aquellos que le temen al dentista, y no es distinto con los pacientes con autismo.

autismo y problemas dentales 2
Foto referencial

Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

Problemas dentales más comunes observados en pacientes con autismo

La mala salud bucal no es provocada o indicada solamente por pacientes autistas, pero la salud bucal idónea podría ser un problema en algunas ocasiones. Ciertos inconvenientes dentales que se observan en pacientes autistas tienen la posibilidad de ser puramente de los genes, sin embargo frecuentemente no se notan de forma tan sencilla.

Los pacientes autistas tienen la posibilidad de ser poco cooperativos tanto en el dentista como en casa en términos de limpieza bucal, por lo cual podría ser difícil brindar la atención correcta. La enfermedad periodontal y las caries son los inconvenientes dentales más frecuentes que se observan constantemente en pacientes autistas. 

Luego se enumeran otros ejemplos de inconvenientes dentales habituales a los que los pacientes con autismo son más susceptibles:

  • Sobrecrecimiento gingival
  • Caries dental temprana y tardía
  • Enfermedad periodontal temprana y grave
  • El hábito de rechinar una y otra vez los dientes, lo que se conoce como “bruxismo”
  • Anomalías dentales que permanecen en relación con la magnitud, la manera y la proporción de dientes presentes en la boca
  • Erupción apresurada, inconsistente y/o retrasada de uno o más dientes
  • Hoyuelos, decoloración, líneas y otros deficiencias de desarrollo que se ven en los dientes

Lea también: Intertrigo: Erupción debajo del seno

El problema con el dentista

Los pacientes con autismo, en especial los niños, poseen inconvenientes extremos de integración motora oral y sensorial . Si su caso es grave, el dentista podría ser una vivencia bastante aterradora. Cada uno de los instrumentos, el sonido y los individuos tienen la posibilidad de estresar de forma fácil a un paciente y hacer que sea imposible laborar con él; varios dentistas sugerirán un sedante rápido.

Varios pacientes con autismo poseen un temor general al dentista ya que anula sus sentidos y es mucho para procesar en tan poco tiempo. Hallar un dentista que conozca y comprenda sus miedos al haber trabajado con una amplia carta de pacientes con necesidades especiales, es la mejor forma de contribuir a que su ser querido pueda superar poco a poco sus miedos.

Fuente: mejorconsalud

Imagen destacada por: master1305 – www.freepik.es