Si deseas que tu piel luzca sana e impecable, es fundamental cuidarla a lo largo del día y por la noche, previo a acostarte.

Mientras que los productos en su rutina de cuidado de la piel en el día están formulados para hidratar y defenderla de los rayos UV y otros agresores del medio ambiente, los de su rutina de cuidado por noche reparan las células para asegurar una curación de forma rápida.

Continuar una rutina de cuidado de la piel por la noche puede tener varios beneficios, uno de los principales es que acelera la regeneración de las células de la piel.

Sin embargo, no es, ni debe, ser la única razón por la que debería iniciar una rutina nocturna de cuidado para la piel.

A medida que duermes, cada parte de tu cuerpo es bastante activa en hacer su trabajo. La mayor parte de los procesos de regeneración y renovación ocurren por la noche, por consiguiente, debería aprovechar esta posibilidad para obtener los mejores resultados siguiendo una buena rutina nocturna de cuidado de la piel.

cuidado de la piel 2
Foto referencial

Foto de Shiny Diamond en Pexels

1.- Elimina el maquillaje

Ir a la cama con maquillaje es uno de los más grandes pecados del cuidado de la piel. Sencillamente lavarse la cara con limpiador y agua no es suficiente. La doble limpieza es una de las maneras más efectivas de deshacerse del maquillaje y la suciedad acumulada en la cara.

Para remover el maquillaje, masajee su cara con aceite de coco virgen o aceite de oliva y después utilice una almohadilla de algodón para alzar el producto. Además, puede utilizar agua micelar que descompone de forma fácil las partículas de maquillaje para que logren levantarse de forma sencilla.

Utilice la técnica de aseo con aceite si tiene la piel seca y agua micelar si su piel es grasa o sensible.

2.- Limpiar

Escoge un limpiador conveniente para tu tipo de piel. Luego de quitarse el maquillaje, necesita deshacerse con un limpiador y un poco de agua, de toda la suciedad, exceso de grasa y residuos de maquillaje que se hallan en la piel.

Hay varios limpiadores accesibles en el mercado para diversos tipos de piel. Sencillamente tome una porción pequeña de limpiador en la palma de la mano y masajee su cara con él, concentrándose en la zona T. Luego lave con agua tibia.

3.- Usa un tónico

La realidad es que la tonificación es un paso fundamental tanto en las rutinas de cuidado de la piel diurnas como nocturnas. Además de rehidratar su piel luego de que todos los aceites hayan lavado su cara durante la limpieza, también disminuye los poros y quita cualquier suciedad que logre haber quedado atrás.

Los tónicos son simples de utilizar, y los que no contienen alcohol son adecuados para toda clase de pieles. Vierta un poco en una ronda de algodón y aplique delicadamente en todo sector de la cara y el cuello para obtener una piel fresca y de aspecto rocío.

Permita que la piel absorba el tónico previo a pasar al siguiente paso en su rutina de cuidado de la piel.

Lea también: Oligoterapia: Qué es, importancia y sus beneficios en la salud

4.- Aplique un tratamiento de suero o manchas

Los sueros y los tratamientos puntuales son fórmulas concentradas diseñadas para abordar una inquietud específica, como el acné o las arrugas.

Ya que esto va a un problema específico y se absorbe de forma fácil, aplicarlo justo luego de la tonificación es una buena iniciativa. Dependiendo de las necesidades de tu piel, puedes escoger entre hidratar, iluminar u otros tipos de sueros.

Asegúrese de esperar por lo menos 1 o 2 minutos antes de pasar al siguiente paso en su rutina de cuidado de la piel nocturna.

La mejor forma de utilizar suero en la cara es con suaves movimientos de golpeteo, debido a que garantiza una mejor absorción.

5.- Crema para los ojos

La zona cerca de los ojos es bastante delicada y es uno de los lugares en demostrar signos de envejecimiento rápidamente. Las causas detrás de esto son muchas: no hidratamos bien el área y omitimos la aplicación de bloqueador solar.

Añadir una buena crema para los ojos en su rutina, relajará e hidratará la zona de los ojos, evitará la hinchazón y lo dejará con una piel suave y sin arrugas cerca de los ojos.

6.- Hidrata

Una crema hidratante es fundamental en cada rutina de cuidado de la piel. Los humectantes o cremas de noche tienen que ser el último paso en su rutina de cuidado nocturna si quiere despertarse con una piel sana y flexible cada mañana.

Dependiendo de su tipo de piel, escoja un producto que sea ideal para usted. Por ejemplo, si tiene la piel grasa, evite utilizar una fórmula que obstruya sus poros y opte por una crema hidratante a base de gel.

A medida que se aplica crema hidratante en la cara, no ignore la zona del cuello, ¡considérela parte de su cara!

Fuente: glamour

Imagen destacada por: wayhomestudio – www.freepik.es