El yodo es un mineral sustancial que debería obtener mediante la alimentación y su dieta.

Curiosamente, su glándula tiroides lo requiere para crear hormonas tiroideas, que poseen muchas responsabilidades relevantes a la funcionalidad del cuerpo humano.

La ingesta diaria recomendada (RDI) de yodo es de 150mcg por día para la mayor parte de los adultos. Para las féminas embarazadas o lactantes, los requisitos son mayores. Esa ingesta de yodo viene fuertemente ligada con la alimentación.

Un tercio poblacional está en peligro de deficiencia de yodo, en especial aquellos que viven en zonas que poseen solo una pequeña proporción de yodo en el suelo, integrados las naciones de Europa.

El déficit de yodo puede ocasionar hinchazón de la glándula tiroides, generando bocio e hipotiroidismo, que puede provocar fatiga, debilidad muscular e incremento de peso.

yodo y alimentación 2
Foto referencial

Foto por: pixabay

1.- Algas marinas

Las algas marinas son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales, y además, bajas en calorías.

Son una gran fuente natural de yodo. No obstante, la porción puede cambiar de manera significativa de acuerdo con el tipo de alga, la zona en la que creció y su preparación.

Hay 3 variedades conocidas de algas marinas:

  • Kombu kelp
  • Wakame
  • Nori

2.- Bacalao

Existen grandes cantidades de yodo en el pescado bajo en grasa comparándolo con el pescado graso. Un pescado magro como el bacalao puede proveer hasta el 66% del valor diario en yodo.

3.- Lácteos

Aunque la porción precisa de yodo en los productos lácteos cambia, la leche, el yogur y el queso son las primordiales fuentes de yodo en nuestra dieta.

4.- Sal yodada

La sal yodada e ionizada se vende usualmente en las tiendas de víveres. El consumo de 1/2 cucharadita de sal yodada por día otorga suficiente yodo para prevenir una deficiencia.

5.- Camarones

El camarón es una buena fuente de proteínas y varios nutrientes, integrado el yodo. 3 onzas de camarón dan alrededor del 23% de la cantidad diaria recomendada.

Lea también: Ramen: Qué es, cómo prepararlo y sus variedades

6.- Atún

El atún tiene menos yodo que el pescado magro, pero todavía es una fuente subjetivamente buena. 3 onzas de atún dan alrededor del 11% de la porción diaria recomendada.

7.- Huevos

La mayor parte del yodo en los huevos está en la yema. Aproximadamente, un huevo grande otorga el 16% de la porción diaria recomendada.

8.- Ciruelas pasas

Las ciruelas pasas contienen muchas vitaminas y nutrientes. 5 ciruelas pasas secas dan una buena fuente vegetariana de yodo al proporcionar el 9% de la porción diaria.

9.- Frijoles en vaina

Los frijoles en vaina son ricos en fibra, magnesio, folato y yodo. Una taza de frijoles en vaina cocidos da alrededor del 10% de la porción diaria de yodo.

Fuente: sabervivirtv

Imagen destacada por: Castorly Stock en Pexels