La especialista en fisioterapia y Rehabilitación del piso pélvico, Jhosaine Cordero, enumera las bondades de tener un piso pélvico fortalecido. Y también cómo las mujeres pueden fortalecerlo a través de sencillo y prácticos tips.

El piso pélvico están conformado por un grupo de músculos y tejidos que van desde la zona púbica hasta el sacro. Todos es músculos están engranados unos con otro y llegan a formar una especie de masa. Y por esto se llama piso pélvico porque es la estructura que «sostiene todos lo órganos que tenemos a nivel abdominal».

Tener un piso pélvico debilitado puede traer consecuencias y complicaciones a futuro, tanto en hombres como en las mujeres. para saber más te invito a leer

¿Se deteriora el piso pélvico?

Explica Cordero que con el paso del tiempo esta masa de músculos relacionados entre sí puede sufrir reveses e ir deteriorándose. Por ejemplo, asegura que «por alguna alteración esta zona muscular con el paso del tiempo se va a deteriorar, pero también, esto puede suceder por la tensión o la hipertensión muscular».

piso pélvico fortalecido
Foto referencial

El debilitamiento de esta zona muscular se puede dar tanto en hombres como en mujeres. Explica Lange que existe un mal concepto sobre lo que es el piso pélvico, relacionándolo solo con afecciones o anomalías que sufre únicamente las mujeres. «Los caballeros tienen también grupos musculares del piso pélvico que sostienen dentro de sus órganos, su próstata.», enfatiza la especialista en piso pélvico.

Lea también: 3 trucos para tener glúteos de latina

Importancia de tener un piso pélvico fortalecido

La importancia de tener estos músculos fuertes es mucha, porque repercute en la calidad del parto, de la relaciones íntimas, la capacidad de contener la orina, entre otras muchas cosas más.

Forma parte de la actividad física fortalecer los músculos del piso pélvico. Sin embargo, al ser una zona que no es visible a la vista de nosotros mismos, no podemos ver ni identificar cómo se va desarrollando esa musculatura, como sí pasa con la zona abdominal.

Es por esto que muchas veces «no sabemos si hay debilidad o no hay debilidad» y hacemos caso omiso. También puede pasar lo contrario, que a partir de la tensión y de la hipertensión esta zona corporal se resienta y nos dé señales de su estado, a través del dolor.

Hay dos grandes ventajas que aporta el tener un músculo pélvico fortalecido. La primera es que evita, en el caso de las muejres, el prolapso uterino. La segunda es que, luego de dar a luz, la mujeres que tengan su piso pélvico fortalecido tienen más posibilidades de conseguir tener nuevamente un abdomen plano. Aunque no como en sus años de juventud adolescente; aclara Lange.

Fuente: @Atusalud