El bienestar emocional no es solo una posibilidad; es un derecho. Un concepto escurridizo, como ocurre con la mente. El bienestar promueve vivir desde la calma, comprender emociones y regularlas y afrontar los retos de la vida tomándolos como un impulso para crecer.

Todos queremos vivir desde nuestro bienestar emocional, pero a veces sentimos que es algo imposible como si no lo mereciéramos. Así nos autocastigamos y saboteamos para vivir sintiendo que nos estamos perdiendo algo, que la vida no es lo que se vive cada día.

Créditos por la imagen destacada para Pixabay en Pexels

Al principios e creía que era algo temporal, pero tras más de tres años viviendo desde esta perspectiva, sé que puedo vivir siempre desde este lugar, porque depende de mí, de observarme, de cuidarme, de quererme.

Siempre me gustó la frase del psicólogo humanista Carl Rogers, “La curiosa paradoja es que cuando me acepto tal y como soy, entonces puedo cambiar”.Pero si te soy sincera, no llegaba a comprenderla del todo, porque ¿cómo voy a aceptarme plenamente si no estoy satisfecha con quien soy? y ¿Si me acepto tal y como soy, querré cambiar?

Foto de Dominika Roseclay en Pexels

Tres claves del bienestar emocional

ACEPTACIÓN: Esta aceptación va más allá de uno mismo para comenzar a aceptar todo lo que llega hasta ti. Y no siempre es fácil, porque la vida también nos trae retos y cosas desagradables.

CONFIANZA: Creo que esta es la parte más difícil del bienestar emocional, tener fe en nosotros mismos, en la vida, sabiendo que podremos afrontar todo lo que llegue. Pero creo que sin confianza no podemos aceptar del todo lo que vivimos y lo que hay en nosotros.

FLUIR CON LA VIDA: Este tercer punto suele aparecer de manera natural cuando nos aceptamos y cuando confiamos en nosotros mismos. Fluir supone ser flexible, estar abierto al cambio, escuchar lo que necesitas, lo que sientes y piensas cada día.

Y cuando observes lo que te mantiene preso, decide conscientemente si quieres continuar así o no… cualquier opción está bien, tan solo hazte consciente de lo que sientes y necesitas. Eres libre de elegir.

Como ya sabes, a mí me ha ayudado mucho la práctica de la atención plena y la meditación. Y sé que tal vez te resulte algo extraño al principio o incluso tengas dudas sobre si te puede ayudar a ti. Por eso he creado la guía “10 pasos para vivir en el presente”, para que te familiarices con esos conceptos.

Con información de: Elena Alameda, para Noticias en Salud

A tu salud…