Los casos de ejercicio ilegal de la medicina en Venezuela y las denuncias por mala praxis médica han sido noticia en el país estas últimas semanas. La fiscalía de la república ha hablado a principios del mes en curso, de 165 casos de usurpación ilegal de identidad y mala praxis identificados desde principios de año.

El ejercicio fraudulento de la medicina viola el código penal venezolano; pero además causa daños irreparables en las víctimas. El actual presidente de la Academia Nacional de Medicina, el Dr. Enrique Lopez Loyo, señala que la situación de usurpación de funciones es muy grave y que se ha agudizado por el contexto pandémico.

El ejercicio ilegal de la medicina en Venezuela se dispara

Para el Dr. Loyo la nueva dinámica que introdujo la pandemia del Covid-19, en lo referente a la solicitud de servicios de la salud a domicilio hicieron posible que la usurpación de funciones e identidad de médicos profesionales venezolanos haya proliferado; mayormente por parte de personas o afín al área de la salud o, que nunca han tenido nada que ver con el campo médico.

Agrega Loyo que desde hace aproximadamente 2 años la Academia Nacional de Medicina, y su persona, vienen denunciando ante el Ministerio Público el ejercicio ilegal de la medicina en Venezuela.

«Hay, inclusive, médicos que no teniendo la especialidad, tratan de hacer funciones de especialistas»

Señala el Dr. Loyo que «inclusive hay denuncias de personas que han venido del exterior solicitando capacitación técnica en el área profesional y especializada, en Venezuela». Recuerda el Dr. Loyo el caso reciente en el Zulia donde un hombre se hacía pasar por médico; pero además pretendía anestesiar a pacientes.

Lea también: Situación de los hospitales públicos en Venezuela

Los casos de cirugía plástica, de colocación de prótesis, entre otros, son algunos ejemplos en los que se ha dado el ejercicio de la medicina ilegal en Venezuela, con la única intención de estafar a las personas. En este sentido, aclara el Dr. Loyo que «el paciente tiene el derecho de que se le dé información sobre la capacidad que tiene el supuesto profesional que lo va a intervenir».

Sin embargo, la ilegalidad sigue sucediendo y son muchos los incautos. Así tenemos como técnicos en odontología hacen intervenciones odontológicas que solo haría un profesional. O personas que colocan gomas de ortodoncistas a plena luz del día, debajo de un puente, de manera empírica,

Cómo acabar con el ejercicio ilegal de la medicina

La vacuna 1
Foto referencial

Dice el Dr. Loyo que «la denuncia de estos casos debe ir desde los colegios médicos pasando por el Ministerio Público, para que se ejerza una presión punitiva desde lo jurídico». Y que el individuo de pie difícilmente podría cambiar el curso de las cosas por sí mismo; más «en un país tan terriblemente depauperado en lo económico, que hacen mella en las personas que tienen una necesidad imperiosa de busca soluciones a sus problemas».

En los casos de ejercicio ilegal de la medicina no solamente se ve mala praxis, sino también el uso de materiales verdaderamente paupérrimos, que podría incluso generar algún tipo de lesión y/o secuela irreversible en los incautos que caen en manos de estos malechores.

¿Cómo es la formación del médico en Venezuela?

Precisa el Dr. Loyo qeu la formación médico venezolano es compleja, por lo que requiere gran esfuerzo. Pues, debe pasar por una prelaciones para poder ir avanzando académica y profesionalmente. No se puede ser médico residente, por ejemplo, si no se ha cumplidos fases de internado, o generado trabajo contínuo en ambulatorios tipo II o III; o llevado a un hospital tipo II o III para ejercer como residente.

El Dr. Loyo aplaude las denuncias de la fiscalía para paliar el aumento de casos de ejercicio ilegal de la medicina en Venezuela, pero aconseja a que la sociedad denuncie los casos de este tipo y la mala praxis para paliar la usurpación de funciones en el país.

Fuente: @atusalud