La dislipidemia son concentraciones anormales de algunas grasas en la sangre, principalmente colesterol y triglicéridos. Esto se puede deber a factores hereditarios o a la alimentación inadecuada alta en grasas.

La falta de actividad física también puede causar que la concentración de grasa en la sangre aumente, generando complicaciones a largo plazo como infartos, ateroesclerosis, hemorragias cerebrales, entre otros.

Cómo reducir el porcentaje de grasas en la sangre

Generalmente la dislipidemia no presenta síntomas ni malestar a las personas que la padecen.

Las personas con dislipidemias que presentan colesterol o triglicéridos altos deben ser tratados con fármacos y seguir las siguientes recomendaciones para mejorar los niveles de grasas en la sangre:

  • Reemplazar los productos de granos refinados por granos integrales con alto contenido de fibra.
  • Beber agua natural y té sin azúcar en lugar de refrescos y jugos de frutas endulzado.
  • Limitar el consumo de productos con alto contenido de grasas saturadas como helados, quesos añejos o amarillos y aceite de coco y palma.
  • Incluir verduras a la comida principal.
  • Es importante limitar la cantidad de bebidas alcohólicas que se consumen; si es posible hay que evitarlas.
  • Incluir grasas saludables de manera moderada a la dieta diaria como nueces, almendras, aceite de oliva y maní natural.

Lea también Otoplastia: ¿En qué consiste?

Factores de riesgo

Estos son los principales factores de riesgo en los que las personas pueden llegar a padecer dislipedimia:

  • Antecedentes familiares de la enfermedad.
  • Personas con sobrepeso y obesidad.
  • Las personas adultas son las más propensas a padecer la enfermedad, pero cada vez se hace más frecuente en personas adolescentes y jóvenes.
  • Los hombres son más propensos a padecer la enfermedad que en las mujeres.
  • La inactividad física y el sedentarismo puede aumentar la posibilidad de padecer dislipidemia.
dislipidemia 1
Foto referencial

Imagen de cortesía por: rawpixel.com – www.freepik.es

Cómo saber si padezco dislipidemia

Los triglicéridos y el colesterol son los diferentes tipos de lípidos que circulan en la sangre. Cuando se encuentran demasiado altos pueden presentarse fatiga crónica, dificultad para respirar, mareo y malestar general.

Es importante realizar estudios médicos en caso de sentir algunos de estos síntomas. Los niveles de colesterol y triglicéridos de detectan a través de un Perfil de Lípidos mediante una muestra de sangre.

Cómo prevenir la dislipidemia

Para prevenir la dislipidemia es importante adoptar hábitos de vida saludables como:

  • Reducir el consumo de grasas de origen animal.
  • Aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales integrales.
  • Cocinar a vapor y evitar freír los alimentos.
  • Mantener un peso saludable.
  • Realizar actividad física frecuentemente.
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco.

Fuente: Sumédico

Imagen destacada por:https://www.freepik.es/