El motivo por el que los ejercicios con discos deslizantes son tan difíciles es debido a que cambian la proporción de fricción existente entre su cuerpo y el suelo.

Al utilizar discos deslizantes, realmente tienes que clavar tu pie o mano en ellos para el control del desplazamiento y prevenir que te deslices por todo el sitio. Una vez que presionas un disco deslizante, en esencia estás implementando fuerza hacia el suelo y, ya que el suelo no se mueve abajo de ti, se genera una presión (tensión) hacia ti.

Sus músculos, especialmente en los hombros y el abdomen, deben comprometerse realmente para luchar contra dicha fuerza y conservar su cuerpo estable, lo cual supone que trabajará duro a lo largo de todo el desplazamiento.

Los siguientes ejercicios con discos deslizantes desafiarán todo su núcleo y ayudarán a desarrollar la estabilidad tanto en la sección abdominal como en los hombros.

Elija dos o tres de estos ejercicios con discos deslizantes para hacer al final de su entrenamiento, o simplemente encadenar algunos para crear un desafío independiente cada vez que esté buscando una nueva forma de trabajar la estabilidad y la fuerza.

Intente comenzar con 15 segundos de cada movimiento y trabaje hasta 30 o más a medida que se sienta cómodo.

Foto referencial

Foto de: cnet

1.- Sierra del cuerpo

  • Inicie en una tabla de antebrazo (codos de manera directa abajo de los hombros, brazos paralelos) con los dedos de los pies en un grupo de planeadores. Coloque el coxis y enganche el vientre, el trasero y los cuádriceps.
  • Empuja muy lento con los antebrazos y los codos para deslizarte lo más atrás que puedas sin perder el compromiso central. No dejes que tus caderas se hundan.
  • Lentamente tire hacia atrás para empezar a lo largo de 1 repetición.

2.- Slider alpinista

  • Empiece en un tablón elevado: manos separadas por el ancho de los hombros (o más anchas si de esta forma es como suele hacer flexiones), hombros por arriba de las muñecas, con los dedos de los pies en un grupo de planeadores.
  • Activa tu centro y clava tu pie derecho en el suelo a medida que lo deslizas hacia adelante, llevando tu rodilla derecha a tu pecho.
  • Deslice su pie derecho hacia atrás a medida que desliza su pie izquierdo hacia adelante, llevando su rodilla izquierda a su pecho.
  • Continúe alternando, moviéndose inmediatamente. Asegúrese de conservar su núcleo comprometido y de espalda plana en todo instante.
  • Muévete mucho más rápido para un reto cardiovascular más comprometido. Si tiene inconvenientes para conservar la manera, reduzca la rapidez.

3.- Deslizador de rodilla de una sola pierna

  • Empiece en un tablón elevado: manos separadas por el ancho de los hombros (o más anchas si de esta forma es como suele hacer flexiones), hombros por arriba de las muñecas, con los dedos de los pies en un grupo de planeadores.
  • Activa tu centro y clava tu pie derecho en el suelo a medida que lo deslizas hacia adelante, llevando tu rodilla derecha a tu pecho.
  • Realice una pausa, después regrese para empezar y deslice su pie izquierdo hacia adelante.
  • Realice una pausa y, después, vuelva a comenzar a lo largo de 1 repetición.
  • Continúe, alternando las extremidades, moviéndose muy lento y centrándose en utilizar los abdominales inferiores para empezar el desplazamiento. Asegúrese de conservar su centro comprometido y de espalda plana en todo instante.

Lea también: Los mejores ejercicios (desde casa) para adelgazar después de navidad

4.- Slider plank jack

  • Empiece en una tabla alta (manos separadas por el ancho de los hombros, hombros por arriba de las muñecas) con los dedos de los pies en un grupo de planeadores, núcleo y glúteos involucrados.
  • Desliza los pies hacia el exterior y hacia adentro. Mantenga su núcleo y glúteos realmente apretados e intente no dejar que su trasero y caderas.
  • Muévete más rápido para un reto cardiovascular más grande. Si tiene inconvenientes para conservar el modo, reduzca la rapidez.

5.- Deslizador knee tuck

  • Empiece en un tablón elevado: manos separadas por el ancho de los hombros (o más anchas si de esta forma es como suele hacer flexiones), hombros por arriba de las muñecas, con los dedos de los pies en un grupo de planeadores.
  • Engancha tu centro y clava tus pies en los planeadores. Doble las rodillas y tire de ellas hacia el pecho para hacer un abdominal.
  • Realice una pausa, después regrese poco a poco para iniciar a lo largo de 1 repetición.

Fuente: vitonica

Imagen destacada por: healthspectra