El objetivo de aliviar los sofocos de la menopausia no es nuevo dentro de la industria farmacéutica; incluso paralelamente a la ciencia, remedios caseros para reducir los calorones de la menopausia han aparecido a borbotones.

Y no es para menos porque los sofocones o calores súbitos son acaso uno de los síntomas más desagradables para muchas mujeres que lo padecen. Es así como se creó Fezolinetant, un medicamento que alivia los síntomas vasomotores asociados a la menopausia.

¿En qué consisten los sofocos en la menopausia?

menopausia
Foto referencial

Para entender la importancia de este nuevo fármaco, así como la constante dentro de la industria por aliviar en esta etapa los molestos calorones, habría que agregar que no en todas la mujeres se presentan con igual intensidad ni todos los síntomas relativos a los bochornos. Sin embargo, sí son una constante la sensación súbita de calor, que embarga el cuello, incluso el tórax, además de palpitaciones, en algunos casos.

Todo esto dura unos pocos minutos, pero se puede presentar en los momentos menos imprevisibles causando incomodidad, desagrado e incluso vergüenza en algunos casos. Pero además está el hecho de que puede ocurrir en varias oportunidades del día y, aparte, durar varios años.

Fezolinetant reduce los calores súbitos

Fezolinetant es el nombre del fármaco con el que ya se han hecho ensayos clínicos, gracias al patrocinio de Astellas Pharma; dando como resultados positivos su efectividad para mitigar los bochornos y demás síntomas vasomotores, sean estos moderados o, incluso, graves, que, como se ha dicho, están relacionados con la menopausia.

Lea también: Terapia hormonal sustitutiva en la menopausia: Mitos y verdades

La metodología implementada en el ensayo clínico -de nombre Skylight 2-, realizado con el medicamento fezolinetant, mantuvo más de cincuenta semana de seguimiento. Para medir lo seguro y eficaz que podría ser el fármaco, en la reducción de los síntomas vasomotores graves pero también los moderados, además de los trastornos del sueño; aunque la valoración de los efectos en este último aspectos fue algo secundario.

Experimento con fezolinetant

Para el ensayo clínico se contó con una muestra poblacional de un poco más de 500 mujeres, cuyas edades oscilabran entre los 40 y 65 años de edad, que tuviesen en común episodios de bochornos de hasta 7 veces al día. De modo aleatorio a unas se les suministró el medicamento y al resto únicamente placebo, por el lapso de 3 meses.

El ensayo clínico arrojó que la reducción de los síntomas vasomotores habían sido mitigados de modo importante en las mujeres que tomaron el antagonista del receptor NK3 selectivo; los científicos esperan profundizar más en las posibilidades reales del medicamento en pro de mejorar los sofocos del menopausia y demás síntomas VMS.

Fuente: webconsulta