El poder de las palabras tiene un valor agregado en nuestro crecimiento personal. Las palabras tienen un poder y un magnetismo que requiere, tomemos en cuenta para desarrollar una mejor calidad de vida frente a las adversidades.

Carla Acebey de Sánchez es coach motivacional y conferencista internacional y asegura que «las palabras tienen una importancia relevante, porque tienen una energía. Ya que cuando decimos ciertas palabras, podemos una intención en ellas».

El poder de las palabras en el crecimiento personal

el poder de las palabras
Foto referencial

Advierte Carla Acebey que muchas veces la persona tienden a repetir ciertas palabras, que han salido a la palestra pública sea por la redes sociales o porque estas están de moda en algún segmento de la población. Pero señala que se repiten «sin tener verdaderamente consciencia del peso que tienen y cómo nos podrían afectar».

Ejemplo de estas palabras, indica la coach, las oímos a diario en nuestra cotidianidad. Así tenemos, que una pregunta sobre cómo estamos, respondemos con un «aquí, tú sabes, sobreviviendo». «Todos eso tiene un peso, cuando no estás consciente de cómo te expresas, tú estás jugando en contra tuyo. Si no se usa las palabras adecuadas».

Lea también: Salud Mental | «Fomentar pensamientos equilibrados»

Ejemplifica de Sánchez que, por ejemplo, frases hechas como «vale la pena», entrañan que justifiquemos el dolor y el sufrimiento que se padece o se va a padecer. En cambio, cuando la cambiamos por otras construcciones lingüísticas, que denoten otros valores como el esfuerzo y la perseverancia, la cosas cambia. Pues, «las cosas valen el esfuerzo, los sueños que tu tengas; una relación vale los acuerdos, vale el compromiso».

La invitación que hace a las personas, esta coach y conferencista internacional, es a «revisar cuál es el vocabulario que estamos en utilizando, cuál es el efecto». Ya que hay una energía puedas en cada una de estas palabras, que debemos cuidar.

Las palabras tienen efectos y energías en nuestra vida

Expone de Sánchez que, los estados de ánimos pueden verse afectado positiva o negativamente, a partir de las palabras que usemos. Es en este sentido en que de Sánchez precisa que «si tuviésemos más sensibilidad nos podríamos dar cuenta en cómo nuestra sensibilidad cambiar, según usemos una u otra palabra». De hecho, «es un día a la vez, es un paso a la vez, es un punto de consciencia a la vez, lo que nos va a llevar a ser una mejor versión de nosotros mismos».

Fuente: @Atusalud

A tu salud…