El trasplante de órganos en Venezuela está regulado por leyes especiales y no contemplan transacciones económicas de carácter lucrativo. Recientemente el caso de la venta de órganos en Venezuela, a través de redes sociales digitales como facebook alertó a las autoridades del país; así como a la opinión pública nacional.

El caso de la venta de un riñón en Venezuela, por el precio de 30 mil dólares, de una niña, en la plataforma Marketplace, de facebook, no solo ha generado horror, sino intrigas acerca de las nuevas modalidades de estafa que operan en el país.

Venta de órganos en Venezuela, un nuevo modus operandi

Foto referencial

La periodista de sucesos, Angélica Lugo, argumenta que más allá de lo cierto o no de la oferta de órganos humanos, hay que profundizar y ver qué hay más allá.

«Es un nuevo modus operandi que vale la pena analizar»

A decir de la especialista en la fuente de sucesos, Angélica Lugo, todo esto se podría tratar simplemente de una nueva metodología de estafas. «Hemos visto, por ejemplo, cómo por vehículos muy económicos, se ofertan estos bienes y las personas son captados en otras regiones del país».

Lea aquí: ¿Qué pasa con los hospitales públicos en Venezuela?

Agrega Lugo que las personas «además de ser víctimas de extorsión, incluso de homicidio. No pareciera que se trate de redes organizadas que estén en el mercado negro de órganos».

Escepticismo acerca de mercado negro de trasplantes de riñón en Venezuela

La situación particular de la sanidad en el país, que acusa un déficit estructural en sus servicios, hace imposible que pueda haber un mercado negro de órgano.  

Lucila Veluti, quien funge como jefa de Relaciones Institucionales de la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (ONTV) ha dicho no creer que pueda haber un mercado negro de órganos. «Menos en el momento actual que se vive a nivel hospitalario y con la poca cantidad de médicos, que son, en este momento, personas capacitadas para llevar acabo un trasplante de órganos, se presten para algo totalmente ilegal».

Velutini se muestra escéptica ante la noticia y asegura que ya ha habido mitos de un supuesto mercado negro de órganos humanos en el país. Indica de manera enfática que «los órganos de niños no sirven para adulto, de la misma forma que un órgano de adulto no puede servir para un niño»; de modo que difícilmente a su criterio haya personas traficando con órganos.

Fuente: Atusalud