La fatiga en el adulto mayor es motivo de muchas consultas por parte de personas de la tercera edad. Es necesario hacer un diagnóstico diferencial para saber el tipo de fatiga y cansancio que se tiene y empezar un tratamiento específico que contemple medicina antivejez, alimentos específicos, etcétera.

El síndrome de fatiga crónica en la vejez es tratable una vez se explique las causas de su aparición, es decir, el tipo de glándula que la originó. Así lo explican los expertos. Sigue leyendo para saber más.

¿Cómo diagnosticar la fatiga en el adulto mayor, con éxito?

el envejecimiento capilar

Juan Carlos Méndez es Dr. especialista en medicina antienvejecimiento. Y recomienda que, lo primero que hay que hacer, cuando el paciente acude a consulta, es hacer un diagnóstico diferencial del agotamiento y del cansancio.

Precisa el Dr. Méndez que el agotamiento hay que diferenciarlo. Ya que, explica, hay dos tipos de agotamiento: «hay un agotamiento en la mañana, que es muy sugestivo. Por ejemplo de la glándula tiroide; que es la que nos da la energía vital, sobre todo en la mañana».

El otro tipo de fatiga en el adulto mayor se en la tarde. «Es el agotamiento de la glándula suprarrenal, que es la que da un nuevo empuje de energía, pero en horas de la tarde».

Es así como en las horas de la mañana el diagnóstico diferencial, exige además, examinar o descartar el síndrome de fatiga crónica en el paciente; «o una depresión orgánica, por deficiencia de serotonina».

Con esto se trata de buscar las causas clínicas del agotamiento en la vejez. «Si es la tiroide, verificar si hay algún tipo de alteración hormonal o, de algún tipo de anticuerpos, o, de algún tipo de alimento que le falta al desarrollo; al igual que la glándula suprarrenal».

Tratamiento para vencer el agotamiento en la vejez

El tratamiento de la fatiga crónica en el adulto mayor es imprescindible, luego del diagnóstico diferencial, para recuperar la energía vital. Explica el Dr. Méndez en este caso se procede a hacer un tratamiento de base de la energía vital del cuerpo, para producir energía.

El tratamiento se enfoca en la molécula ATP, considerada por la ciencia médica, como suerte de contenedor de energía de nuestro cuerpo.

Lea aquí: Envejecer saludable es posible con los exosomas

Esta molécula se produce por las vitaminas del Grupo B; añade el D. Méndez en relación a esto que «se recomienda tomar vía oral o, inyectarlo una vez por semana, cuando se está sometido a un estrés importante»; que recomienda acompañar con minerales como el magnesio, el manganesio y el zing, sea por vía oral o endovenosa.

De esta forma, el agotamiento y cansancio de la tercera edad se verá reducido, ya que con el tratamiento se estará recuperando la energía vital necesaria, en la medida en que se rebustece el metabolismo energético bazal del adulto mayor.

Alimentos para contrarrestar la fatiga en el adulto mayor

Las algas marinas, que son ricas en yodo, son ideales para tratar la glándula tiroide, por cuanto la ayudan a funcionar de manera adecuada, indica el Dr. Méndez. Se trata de buscar, pues, rubros que ayuden a combatir la fatiga en la vejez. En este sentido evitar las cole, el coliflor, por ejemplo, y consumir más rabano, que ayudan a fijar el yodo.

En el caso de que la causa de la pérdida de vitalidad esté en relación con la glándula suprarrenal, entonces, recomienda el Dr. Méndez, «vamos a colocar los adaptogénicos, que no son los adaptógenos; sino plantas que ayudan a la glándula suprarrenal a producir la hormona antiestres». Ejemplo de estas plantas son el ginseng, maca, entre otros y ayudan a combatir la fatiga en el adulto mayor.

Fuente: @Atusalud