La histerectomía mínimamente invasiva sin herida es una alternativa maravillosa que además permite una rápida recuperación del paciente. Las técnicas de extirpación total o parcial del útero han evolucionado así como su criterio de aplicación.

No obstante, hay ciertas variables externas que impiden que la histerectomía actual se realice con éxito en muchos lugares de la la región latinoamericana. Si quieres saber más de estas causas, entonces sigue leyendo.

¿Cuándo debe hacerse una histerectomía mínimamente en pacientes comunes?

Jesús Castellano, Ginecobstetra y Especialista en Cirugía Mínimamente invasiva, explica que los criterios que sirven de base en la toma de decisiones para realizar una histerectomía total o parcial no han cambiado mucho, pero sí se es más riguroso.

preservación de órganos pélvicos
Foto Referencial

«Los criterios van a estar dados por la sintomatología del paciente, cuando no estamos hablando de cáncer por supuesto, sino de cirugía benigna; o cuando hay que extraer el útero de una paciente que no tenga cáncer de ningún tipo ginecológico».

Confiesa que en no pocos casos donde se ha aplicado la histectomía en pacientes comunes «que es donde se hace mayor el volumen de extirpación o recepción del útero», los criterios tomados no quedan claro.

«En muchos de los casos no está el criterio bien establecido [para su realización] o se toma la decisión muy fácil, solamente para resolver un problema que no lo más seguro es que no sea la extirpación del útero»

Histerectomía sin heridas

La histerectomía actual se ha modificado en sus procesos y/o técnicas de ejecución, se ha pasado de una cirugía abierta a una por puerto, por ejemplo; pero también, hoy incluso, se están usando los orificios naturales del cuerpo para aplicar este tipo de cirugía.

Lea también: La extirpación de órganos femeninos es una falla del sistema médico

No obstante, sigue habiendo médicos que no opten por las nuevas metodologías. Opina el Dr. Castellano que eso «es miedo al cambio», acotó que «en medicina no podemos poner límites de dificultad porque la medicina está para hacer las cosas bien, para facilitarle la vida al paciente…»

«Hay una curva de entrenamiento importante para varias técnicas y sobre todos para los límites».

Añade el Dr. Castellanos que «cuando hablamos de orificios naturales siempre hay la limitante del ginecólogo, que dice que no, que no se puede extraer un útero grande», a través de orificios naturales, rechazando los métodos nuevos de recepción de útero.

Lamenta el experto la resistencia reinante en muchos colegas hacia lo nuevo, aun luego de dos décadas de aplicación en el mundo ginecológico de histerectomías mínimamente invasiva con laparoscopia, por vía umbilical con puertos; un campo médico incluso donde ya se hace «histerctomía de gran volumen; que era una de las grandes limitantes de nuestro medio, de úteros miomatosos, que son los más frecuentes«

Asevera que en las universidades latinoamericanas hay un problema social y académico que interfiere de manera negativa en la adquisición de nuevos conocimientos en tecnología médica, debido a que son universidades públicas, muchas en franco deterioro. Pero insiste en que permea más «el miedo al cambio».

Beneficios de la histerectomía poco invasiva

Apunta el especialista en cirugía mínimamente invasiva que las nuevas técnicas médicas para la aplicación de una histerectomía sin heridas son muchas. Pues, ofrecen «mucha mejor oferta para el paciente», en cuanto a que el paciente pierde menos sangre.

Pero además de ser técnicas mucho más seguras y eficientes, el paciente retorna a sus actividades en un tiempo más rápido.

A Tu Salud