La lipodistribución grasa, también conocida como lipoescultura o modelado corporal, es una técnica de cirugía estética que consiste en la extracción y redistribución de grasa corporal para mejorar la forma y el contorno del cuerpo. El doctor Juan Carlos Méndez nos habló de esta técnica que se ha convertido en una herramienta valiosa en el campo de la medicina antienvejecimiento.

¿Qué es el envejecimiento y la redistribución de la grasa?

A medida que envejecemos, experimentamos cambios hormonales y fisiológicos que afectan la distribución de la grasa corporal. Estos cambios pueden provocar una acumulación de grasa en áreas no deseadas, como el abdomen, las caderas y las rodillas, mientras que otras áreas, como el rostro y las manos, pueden perder volumen y lucir más delgadas. Estas alteraciones en la distribución de la grasa pueden hacer que nos veamos mayores y menos definidos. El doctor Méndez además explica que «el nive óptimo de grasa la mujer sería 22% en la mujer y 14% en el hombre».

lipodistribución

Imagen de Alexandr Ivanov en Pixabay

¿En qué consiste la lipodistribución grasa?

La lipodistribución grasa se realiza mediante una serie de pequeñas incisiones, a través de las cuales se introduce una cánula delgada para extraer la grasa de las áreas problemáticas. La grasa extraída se procesa y luego se inyecta en las áreas que se desean rellenar o definir, como el rostro, los glúteos, las pantorrillas o las manos. El doctor además explica que «la en medicina anti envejecimiento, lo que queremos es mejorar el metabolismo de nuestras hormonas y no simplemente sacar grasa».

¿Cuáles son los beneficios de la lipodistribución grasa para combatir el envejecimiento?

La lipodistribución grasa puede ofrecer una serie de beneficios para las personas que buscan combatir los signos visibles del envejecimiento:

Mejora la forma y el contorno del cuerpo: La lipodistribución grasa permite eliminar la grasa de áreas no deseadas y redistribuirla en áreas que se desean rellenar o definir, creando un cuerpo más armonioso y proporcionado.

Reduce la apariencia de celulitis: La lipodistribución grasa puede ayudar a reducir la apariencia de celulitis, una condición caracterizada por hoyuelos y piel de naranja en la superficie de la piel.

Revitaliza el rostro: La lipodistribución grasa se puede utilizar para rellenar áreas del rostro que han perdido volumen, como las mejillas, las sienes y los labios, lo que puede ayudar a reducir la apariencia de líneas finas y arrugas.

Lea: 5 alimentos antienvejecimiento para vivir más tiempo

Otras recomendaciones antienvejecimiento:

El doctor Méndez, recomienda «tres cosas básicas antienvejecimiento: en primer lugar el ejercicio, porque es la actividad física hoy en día estimula las hormonas de la juventud; en segundo lugar dormir bien, porque estas hormonas se producen cuando estamos durmiendo, y tercero, ya cuando esa hormona no responde bueno ya se hacen terapias anti envejecimiento inductoras de tu propia hormona, porque la idea no es colocar hormonas, la idea es que tu cuerpo las produzca».

La lipodistribución grasa puede ser una herramienta valiosa en la lucha contra el envejecimiento. Esta técnica permite mejorar la forma y el contorno del cuerpo, reducir la apariencia de celulitis, revitalizar el rostro y mejorar la autoestima. Si está considerando la lipodistribución grasa, es importante consultar con un cirujano plástico certificado para determinar si es la mejor opción para usted.