La mediastinitis es la inflamación del mediastino o cavidad mediastínica, que agrupa al corazón, la glándula del timo, ciertos ganglios linfáticos y parte del esófago; además de la aorta, las glándulas tiroides y paratiroides.

Generalmente, es el resultado de un desgarro en el esófago o una cirugía de tórax. Causa un intenso dolor torácico, complejidad respiratoria y fiebre. Es preciso una radiografía de tórax o tomografía computarizada (TC) para hacer el diagnóstico. La afección se trata con antibióticos y, en ocasiones, cirugía.

La mediastinitis podría ser

  • Aguda, que pasa de repente
  • Crónica, que se genera muy lento como consecuencia de la irritación a largo plazo o de una infección que tarda un largo tiempo en sanar.

En general, la mediastinitis resulta de una infección y las razones más frecuentes de infección son:

  • Un desgarro en el esófago (puede desgarrarse por accidente a lo largo de métodos como una endoscopia, vómito violento o heridas en el tórax)
  • Cirugía torácica
mediastinitis
Foto referencial

Foto de Personas creado por 8photo – www.freepik.es

Factores de riesgo

  • Enfermedad del esófago
  • Diabetes mellitus
  • Problemas en el tracto gastrointestinal
  • Endoscopia o cirugía de tórax
  • Sistema inmunitario débil

Síntomas

  • Dolor torácico
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Molestia general
  • Insuficiencia respiratoria

Algunos síntomas de mediastinitis en personas que tuvieron recientemente una cirugía son:

  • Sensibilidad de la pared torácica
  • Supuración de la herida
  • Inestabilidad de la pared torácica

Lea también: Alergia a los medicamentos

Tratamiento

  • Antibióticos
  • En ciertas situaciones, participación quirúrgica

La infección se trata con antibióticos. A veces se hace necesaria la cirugía para drenar el líquido infectado del tórax, arreglar el desgarro del esófago, o los dos. No existe procedimiento para la mediastinitis fibrosante.

Posibles complicaciones

Entre las complicaciones se tiene la posibilidad de nombrar:

  • La propagación de la infección al torrente y vasos sanguíneos, huesos, corazón o pulmones
  • Cicatrización.

La cicatrización podría ser grave; en especial si la causa es la mediastinitis crónica. La cicatrización puede interferir con la funcionalidad pulmonar o cardíaca.

Fuente: noticiasensalud

Imagen destacada por: freestocks.org en Pexels