La ortorexia es un enfoque poco sano en comer de una forma saludable. Ingerir alimentos nutritivos es bueno, pero si tiene ortorexia, se obsesiona con ella a un nivel que puede influir sobre su bienestar general.

Steven Bratman, medico de California, acuñó el término en 1996. Significa «fijación en comer justo». A partir de entonces, muchos profesionales médicos han aceptado el término.

No es un diagnóstico oficial. Sin embargo, la iniciativa elemental es que incluye hábitos alimenticios que rechazan una variedad de alimentos por no ser lo suficientemente «puros». Ocasionalmente, los individuos con ortorexia empiezan a evitar comidas enteras que no cumplen con sus estándares o que no hacen por sí mismas.

Ciertos profesionales creen que hay similitudes en la ortorexia y en los trastornos alimentarios como la bulimia y la anorexia nerviosa. Todos tienen que ver con la comida y el control.

ortorexia 2
Foto referencial – Foto de Jane Doan

Síntomas

Si tienes ortorexia, es posible que presentes:

  • Preocupación por la calidad de los alimentos. Los altos niveles de inquietud sobre la calidad y la fuente de los alimentos que consume podrían ocasionar ansiedad.
  • Evitar salir a comer o evitar comer alimentos preparados por otros por miedo a que los alimentos que no prepare usted mismo no cumplan con sus estándares.
  • Miedo a la enfermedad. Te preocupa qué tan «limpia» es la comida o si es «mala» para tu salud.
  • Muestras signos físicos de desnutrición. Cuando limita la diversidad de alimentos que ingiere, es posible que no obtenga toda la nutrición que requiere. Entonces usted podría perder peso como consecuencia.
  • Sumergirse en la investigación de los alimentos. Una cosa es pasar unos minutos escaneando la etiqueta de un producto o navegando por la web para obtener más datos sobre los ingredientes. Sin embargo, con la ortorexia, puede pasar horas pensando en la comida y planificando las comidas.
  • Negarse a comer una amplia gama de alimentos. Es habitual evitar ciertos alimentos ya sea porque no te gusta la manera en que saben o la manera en que te hacen sentir. Sin embargo, con la ortorexia, puede decidir eliminar categorías completas de alimentos de tu dieta. Ejemplo: puede dejar de comer granos; o cualquier alimento con conservantes, gluten o sacarosa; o todos los alimentos que sencillamente no parecen «saludables».
  • Temor a perder el control. Sientes que estás realizando lo adecuado al comer sano. Pero además puede tener miedo de que ingerir inclusive una comida que no preparó, incluida la cena en un restaurante, podría ser desastroso.
  • Eres bastante crítico con las elecciones de alimentos de tus amigos. Simultáneamente, es viable que no tenga una descripción racional para la suya.
  • Caer en un círculo vicioso. Su inquietud por la comida provoca que rebote entre el amor propio y la culpa mientras cambia y restringe su dieta.

Lea también: Cremas para el tratamiento del vitíligo

Causas de la ortorexia y factores de riesgo

Cualquiera puede tener un trastorno alimentario. Aunque las causas y los factores de riesgo varían de persona a persona, se dividen en 3 grupos principales:

  • Biológico: Tener un pariente cercano con un trastorno alimentario, antecedentes de dieta o diabetes tipo I.
  • Psicológico: Perfeccionismo, insatisfacción con su cuerpo o antecedentes de ansiedad.
  • Social/cultural: Ser objeto de burlas o intimidación por su peso, haber tenido un trauma familiar que engloba generaciones (como lo realizan los sobrevivientes del Holocausto) o admitir la iniciativa de un cuerpo «ideal».

Fuente: vitonica

Imagen destacada por: Steve Buissinne en Pixabay