Hacer ejercicio diariamente es muy recomendable, pero siempre y cuando se lo haga de manera correcta. Ya que, las lesiones de meniscos no solamente lo sufren los profesionales del deporte, como los atletas.

Para conocer más de las roturas meniscales de rodilla debes saber qué son los meniscos, cuál su función y cómo prevenir estas lesiones; de esto y más te hablaremos en el siguiente artículo. Acompáñanos.

Las lesiones de meniscos a quién afecta más

Lesiones de meniscos
Imagen de Martin Büdenbender en Pixabay

Las cifras y/o estadísticas de roturas meniscales son bastante elocuentes en sus resultados. Se consideran, de hecho, las lesiones de más consulta en traumatología, porque lo que es de alta prevalencia.

Se estima que por cada 1000 habitantes puede haber entre 60 y 70 casos de lesiones de mniscos. Pero la cosa no queda aquí, según la pertenencia a determinado grupo etario tenemos que son lo hombres los que más la sufren; sobre todo los que cursan edades entre 20 y 30 años.

Lea también: La actividad física en lugares contaminados: riesgos y consecuencias

Causa de la rotura de menisco

Los meniscos se posicionan entre el fémur y la tibia. tienen una función bien importante que es al amortiguar esta zona, impidiendo el roce; y esto lo hace gracias a su estructura que no es otra que la de cartílago en forma de C, que le permite balancear cargas.

Las roturas meniscales entonces se generan sin necesidad de que haya contacto directo. Esto quiere decir que un mal movimiento, como por ejemplo girar de manera inapropiada el pie cuando este esté apoyado o, correr en bajadas algo empinadas o por escaleras, entre otros muchos ejemplos más, producen lesiones de de meniscos.

¿Cómo saber si tengo un problema con los meniscos?

Son varias las señales que indican que tenemos una lesión en la rodilla y por esto quizá al principio cueste identificar el tipo de lesión. Pero cuanto tenemos un desgarre de menisco hay síntomas claves. Veamos.

  • Podemos escuchar un ruido seco acompañado de dolor al momento de la lesión.
  • Hinchazón de la zona afectada.
  • Dolor físico cuando estiramos y flexionamos nuestra rodilla; sobre todo cuando la dejamos totalmente estirada.
  • Limitación de movimiento, más luego de haber pasado cierto tiempo sentado.

¿Cuándo se debe hacer cirugía de meniscos?

Los especialistas indican que si la lesión de menisco se produjo en un área donde no hay riego sanguíneo, o sea no es vascularizada; (los meniscos son áreas vascularizadas, con vasos…) entonces es necesario la intervención quirúrgica.

La operación de meniscos a realizar en estos casos es la meniscectomía es proceder a extraer los elementos que se consideran inestables; tratando en la medida de lo posible de salvar la mayor parte del menisco.

Ejercicios que no producen lesiones de meniscos

Hay una variedad de ejerciciso qeu previenen estas lesiones porque no impactan en carga y/o peso la zona de la rodilla. De entre estos podemos considerar los más habituales que son, la natación, la bicicleta de pista, y todos aquellos ejercicios que nos permitan desarrollar la capacidad de saber la posición o postureo de nuestras articulaciones; como el entrenamiento propioceptivo.

Fuente: SaberVivirTv