Si bien necesita trabajo, unos fáciles pasos en el orden adecuado harán que tu barba sea la envidia de los otros en poco tiempo.

Entonces, un día te empiezas a dejar crecer la barba y toda tu rutina se vuelve loca. ¿Cómo sacas el mayor partido a tu barba sin perder más tiempo estresándote por ella? ¿Es aceite de barba primero y después bálsamo? ¿Y en qué momento te peinas de todos modos?

A continuación, presentaremos 5 pasos para una rutina de cuidado en casa que es simple de llevar a cabo. Y los resultados… hablarán por sí mismos.

barba 2
Foto referencial

Foto cortesía de: teksomolika – www.freepik.es

1.- Cepille su barba

El primer paso es cepillarse la barba anterior a ducharse.

Utilice un cepillo de cerdas de jabalí para exfoliar y llevar la caspa a la punta del vello. Cepille muy lento contra el vello y en todo lo largo del vello para obtener mejores resultados. Si eres propenso a la piel seca y la caspa, verás que se van hacia las puntas del vello facial. Sin embargo, no se preocupe… esto provoca que sea más simple lavarse en la ducha.

Luego, con un cepillo de puntas suaves en las cerdas (preferiblemente de goma) que no irrite tu piel, frota delicadamente la dermis abajo de tu barba con movimientos circulares. Esto estimula el flujo sanguíneo y los folículos; y se siente bien.

2.- Córtate la barba

El segundo paso, aun cuando no se necesita hacerlo a diario, es cortar la barba.

No hablamos de cortar toda el vello facial, sino de mantenerlo limpia recortando la línea del bigote y afeitando el cuello y la parte superior de las mejillas.

Puede que le resulte más simple antes de ducharse pues el vello mojado es más extenso que cuando está seco. Puede cortar bastante vello mojado.

Así sea que utilice una podadora o unas tijeras, asegúrese de que sus herramientas se encuentren limpias y afiladas. Cortarse el vello con artefactos contundentes es tan contraproducente como parece: en vez de un corte prolijo, el vello se rompe y queda con las puntas rasgadas que podrían partirse.

3.- Lávate la barba

A diferencia del cabello, es factible que su barba este expuesta al contacto físico en todo el día, por usted mismo y por su pareja, lo cual supone que todos los gérmenes de las manijas de las puertas, los volantes de los carros y los teclados de computadoras se entrelacen inmediatamente en su cuerpo y el vello de la cara.

Y no olvide la comida y la bebida que se le quedan en los bigotes, sin que importe lo cuidadoso que sea.

Utilice un champú suave y natural y realice espuma. Ten en cuenta cubrir toda el vello. Disminuya la temperatura del agua para este paso a tibia o natural; el agua caliente seca su piel y causa caspa.

Ten en cuenta secarte con palmaditas en vez de secarla vigorosamente con una toalla para evadir maltratos.

Lea también: Beneficios de belleza para la piel y el cabello que nos brindan los huevos

4.- Utiliza aceites y bálsamos para barba

Luego de la ducha, tome su aceite o bálsamo predilecto para barba y masajee a fondo.

A diferencia de la crema hidratante espesa, el aceite es lo suficientemente ligero como para atravesar el vello y cubrir la piel, dejándola hidratada y protegida.

Dichos productos retienen la humedad del vello y además hidratan tu piel.

Para aceites:

Requiere menos aceite del que piensa, bastará de 8 a 10 gotas (depende del extenso de la barba) . Colóquelo en las dos manos y masajee delicadamente su barba. Trate de masajear hasta la piel sin raspar.

Para bálsamos:

El bálsamo añade un componente de dirección a tu barba y ayuda a darle forma.

Primero, caliente sus manos frotándolas.

Use alrededor de media uña de bálsamo y extiéndalo en sus manos.

Aplicar pasando los dedos por el vello.

5.- Cepille y peine su barba

Cuando se haya aplicado su aceite o bálsamo, tome su cepillo de cerdas de jabalí para la barba y extienda el producto de forma uniforme.

Utilice movimientos suaves y largos, contra la fibra y de lado a lado para aseverarse de que todo se encuentre cubierto.

¡Estás casi al final! El último paso es darle forma a tu barba como más te guste.

NOTA: Inclusive las barbas más largas no requieren cepillarse más de 3-4 veces al día. Asegúrese de que los dientes de su peine se encuentren lo suficientemente espaciados para no halar de su barba.

Fuente: cuerpomente

Imagen destacada por: drobotdean – www.freepik.es