Una dieta hiperproteica se basa principalmente en el aumento del consumo de alimentos ricos en proteínas como las carnes y los huevos, disminuyendo el consumo de alimentos ricos en carbohidratos como el pan y la pasta entre otros.

Cuando se aumenta el consumo de proteína ayuda a disminuir el hambre y aumentar la sensación de saciedad, debido a que actúa sobre los niveles de grelina y otras hormonas que se encargan de regular el apetito.

Estudios realizados por la Organización Mundial de la salud (OMS) develan que una dieta equilibrada se constituye con el consumo de un 55 % de carbohidratos, 30 % de grasas y un 15 % de proteína.

Lea también Frutos secos: ¿amigos o enemigos?

Beneficios de las dietas hiperproteicas

Al ingerir un índice más alto de proteínas y disminuir el porcentaje de grasas de la dieta diaria, te librarás de algunas calorías responsables de aumentar unos kilos de más.

De esta manera, las dietas hiperproteica ayudan al cuerpo a quemar la grasa acumulada para obtener energía, muchas personas pierden más de un kilogramo a la semana gracias a ella.

dieta hiperproteica
Foto referencial

Imagen de cortesía por: nensuria – www.freepik.es

¿Qué alimentos consumir?

• Carnes blancas como pollo y pavo
• Cerdo
• Pescados, especialmente atún
• Huevos
• Leche y queso
• Frutos secos
• Tofu
• Aceite de oliva
• Semillas de chía, girasol, linaza, calabaza, ajonjolí.
• Verduras como acelga, espinaca, lechuga, zanahoria, repollo, tomate, pepino, rábano, rúcula.

Tome nota: Datos antes comenzar la dieta hiperproteica

Antes de iniciar cualquier tipo de dieta es importante tener la orientación de un médico o nutricionista para no perjudicar la salud.

Ellos pueden indicar otro menú más personalizado, tomando en cuenta los diferentes gustos personales y alguna posible restricción alimentaria que se pueda tener.

Esta dieta no la deben realizar personas que tengan algún tipo de problemas renales, porque la elevada ingesta de proteínas podría perjudicar la enfermedad renal.

Es por ello, que sólo se puede realizar máximo durante un mes, a partir de allí es posible mantener una dieta baja en carbohidratos para mantener el peso y evitar el déficit o el exceso de nutrientes en el organismo.

Fuente: Alimente +

Imagen destacada por: nensuria – www.freepik.es