El diagnóstico de las enfermedades hépaticas cuenta con nuevas técnicas y/o métodos basados en los últimos avances científicos. Lucy Dagher es Gastroenteróloga, Especialista en hígado, y expresa que, para el diagnóstico de las patologías hepáticas: «inicialmente el estándar de oro era la biopsia hepática», pero ya esto cambió.

Diagnosticar enfermedades hepáticas ahora es más rápido

hepatitis
Foto Referencial

La biopsia hepática,expone la especialista que se la consideraba un método invasivo y doloroso. Pero además de esto, solo se tenía una muestra de pequeña, 1 de 50 mil partes. Y, cuenta, que «había variabilidad sobre la toma de la muestra, entre el operador que la lee y otro patólogo». Ya que la grasa y la fibrosis se distribuye de forma irregular.

Lea también: Excelente dieta depurativa para nuestro hígado

Lo medicamentos de la hepatistis C, refiere Dagher, comenzaron a usarse masivamente para tratar a la población afectada. Pero luego, vino otra tecnología, el fibroscan.

Esta «era una aparato basado en un principio de elastografia hepática, que es una vibración que se transmite al hígado», precisa la especialista. Además contaba con el aval de la comunidad científica mundial. Siendo una de las técnicas más empleadas.

Indica Dagher que «todas las enfermedades del hígado producen cicatrices. Con la elastografía no puedes ver al microscopios y diferencias el tipo de hepatitis; pero puedes ver el resultado de esta injuria al hígado, que es la fibrosis».

FibroScan y Elastografía hepática

Con el tiempo la rigidez hepática va desapareciendo. Con el elastogramas hepático del hígado se ve esta evolución y puede llegar el momento en que el paciente no tiene fibrosis y por lo tanto no tiene riesgos de cáncer del hígado.

Lo importante de estos avances es que puede «hacerse diagnósticos tempranos de enfermedades hepáticas» y los médicos especialistas podrán actuar en consecuencia y con prontitud.

Fuente: @Atusalud