La tendencia de moda, el cuidado del cabello con aceites vegetales, nos realiza las siguientes preguntas: ¿Tu cabello está seco, liso o rizado? ¿frágil, dañado por los tintes o por el sol? o peor todavía, ¿todo a la vez? Hacer un baño de aceite en tu cabello es un cuidado indispensable para nutrir y revitalizar.

Los aceites vegetales poseen varios beneficios. Conócelos y sencillamente realiza un cuidado tomando en cuenta la naturaleza y las necesidades de tu cabello.

Además, puede utilizar mantequillas vegetales como la manteca de karité orgánica o la manteca de mango. Esto ayuda a nutrir profundamente el cabello, inclusive los muy secos y dañados, para hacerlos brillar, eludir la aparición de las horquillas y además estimular su crecimiento.

Para hacer tu baño con aceites vegetales, basta con cubrir tu cabello con aceite vegetal orgánico y déjalo actuar el período de tiempo más largo que se pueda. Todo es dependiente del estado de tu cabello, si está bastante dañado, es aconsejable hacer un baño de aceite vegetal 2 veces por semana. Después, sencillamente aplíquelo una vez a la semana, cada 15 días; y después solo una vez al mes cuando sienta la necesidad.

Es primordial adaptar tus cuidados respecto a las necesidades, y más que nada, a tu tipo de cabello.

cabello y aceites vegetales 2
Foto referencial

Foto por: lookstudio – www.freepik.com

Un aceite vegetal para cada tipo de cabello

Cuidado para cabello seco: aceite de almendras dulces, aceite de aguacate, aceite de coco o germen de trigo.

El cabello seco es cabello que carece de agua y sebo. Este último, cuya funcionalidad es hidratar el cuero cabelludo, no esta cumpliendo su funcionalidad regular, lo cual da pie a cabellos más o menos apagados y frágiles, con pérdida de elasticidad y puntas más o menos bifurcadas. Este es el tipo de cabello que más requiere tratamientos nutritivos a base de aceites vegetales.

  • El aceite de almendras dulces y el aceite vegetal de aguacate orgánico para cabello seco aporta mucha suavidad al cabello y a la vez lo nutre.
  • Aceite de coco, recomendado para cabellos secos y frágiles, es un aceite nutritivo que repara el cabello dañado por el agua de mar, piscina o tintes químicos.
  • El aceite vegetal de germen de trigo, de textura espesa, usado para cabellos secos y dañados, revitaliza los cabellos, los nutre y los repara a partir de la raíz hasta las puntas. Pero a diferencia del aceite de coco, tiene un olor bastante profundo, que se puede remediar mezclándolo con otro aceite vegetal.
  • El aceite de Abisinia en mascarilla está recomendado para cabellos con corte afro, crespos, secos y/o rizados.

Dichos aceites bastante ricos en ácidos grasos y vitaminas aportan lípidos a los cabellos más secos para nutrirlos a profundidad, a la vez que ofrecen un tacto suave y aterciopelado.

Cuidado para el cabello graso: aceite vegetal de jojoba y aceite vegetal de avellana.

El cabello graso es un cabello que se ve perjudicado por una producción desmesurada de sebo en el cuero cabelludo, lo cual da sitio a un aspecto de cabello pesado. En verdad, hablamos de cuero cabelludo graso, ya que el cabello en sí jamás se ve perjudicado por el exceso de sebo.

Para cueros cabelludos grasos, los aceites vegetales orgánicos de jojoba y el aceite vegetal orgánico de avellana regularán el exceso de sebo. Dichos aceites seborreguladores equilibrarán el cuero cabelludo y lo hidratarán sin apelmazar.

Lea también: Neurocosmética: belleza que involucra nuestro sistema neurológico

Cuidado natural del cabello: aceite de argán y aceite de oliva.

El cabello regular es el tipo de cabello que puede recibir la más grande proporción de aceites vegetales debido a que no está condicionado por exceso de sebo, o a la sequía.

  • El aceite de argán orgánico, bastante usado por los marroquíes, hidrata perfectamente el cuero cabelludo y le aporta todos los recursos necesarios para tener un cabello sano.
  • El cabello normal además puede recibir las ventajas del aceite de oliva, que nutre, hidrata, repara y suaviza el cabello.

Cuidado del cabello fino: aceite vegetal de coco, recino y aceite de oliva.

Los cabellos finos permanecen sujetos a frecuentes caídas. Si ciertos aceites vegetales apelmazan el cabello y no son recomendables para cabellos finos, ciertos aceites fueron creados para promover el incremento del cabello sin reducir su volumen.

  • Para minimizar la caída del cabello, es aconsejable utilizar aceite de coco para pelo seco para fomentar el crecimiento.
  • Para cabellos grasos y con tendencia a la caída, se recomienda el aceite de recino. Por medio de un masaje en el cuero cabelludo, este aceite bastante eficaz estimulará el bulbo del cabello y, a largo plazo, hará crecer el cabello. El aceite de recino además es conveniente para cabellos finos y frágiles que requieren ser fortificados.
  • El cabello con falta de volumen además ganará masa con el aceite de Cade.
  • Finalmente, el aceite de oliva además frena la caída del cabello y limita su adelgazamiento. Sin embargo, tiene la desventaja de ser difícil de enjuagar.

Fuente: okdiario

Imagen destacada por: cookie_studio – www.freepik.com