«Yo soy suficiente», debe emplearse ante pensamientos negativos de desvalorización del individuo. Así lo recomienda Carla Acebey de Sánchez, Coach Motivacional y conferencista internacional.

Imagen superior cortesía de Polina Kovaleva en Pexels

La especialista refiere que la expresión «Yo soy suficiente», contrapone los pensamientos negativos que están en el inconsciente de las personas.

«Cuando la persona está en una relación de pareja y no se siente lo suficientemente atractiva y exitosa y empieza hacer comparaciones», dice de Sánchez.

Al señalar que luego proviene una idea que confirma nuestras creencias y desde que «hemos sido concebidos, hasta los siete primeros años de vida».

Imagen referencial cortesía de Mariana Montrazi en Pexels

Sostiene que esas ideas se quedan guardadas en nuestro inconsciente y en nuestra vida de adulto, se repetirá y actuaremos sin darnos cuenta, que se está entorpeciendo todo el bien.

«Las relaciones que podemos tener basadas en ideas equivocadas como estas es una forma de contrarrestar la verdad», afirma la Coach Motivacional.

Al agregar que no se ve así porque de niño se creyó en algo distinto.

El «Yo soy suficiente», afirma de Sánchez, es un proceso que empieza por darse cuenta la persona que estaba en una relación donde se sentía menos con relación a su pareja.

«Porque ve que el otro era mejor parecido o tenía más éxito y a partir de esa sensación empieza a tener conductas dentro de la relación que terminaron por hacer que sus propias inseguridades llevaran a la ruptura», agrega la Coach Motivacional.

«Yo soy suficiente» trabaja la autoestima

La autoestima cuando está afectada emite señales importantes, como cuando la persona se compara mucho.

O si espera la aprobación de otra persona como la pareja, los jefes o alguien externo.

«Son elementos que hacen darnos cuenta que hay un tema a trabajar y se debe empezar ese recorrido», dice de Sánchez.

Imagen referencial cortesíoa de Andrea Piacquadio en Pexels

Ante lo que sugiere «colocarte frente al espejo, mirarte a los ojos y repetírtelo «Yo (nombre) soy suficiente» y decírtelo», resalta la especialista.

Esto como parte del sistema de creencias que va a requerir más tiempo para incorporar buenos pensamientos.

«Es un trabajo constante de autoestima, darnos cuenta que hay mucho más por hacer, es un gran problema», agrega de Sánchez.

Para concluir que cuando se empieza a trabajar en ello, se debe reforzar con señales que llamen la atención que nos invite a cambiar.

A tu salud…