El yoga es un estilo de vida que fortalece el cuerpo, mente y espíritu a través de prácticas de respiración y meditación para mejorar la salud en general.

Esta práctica forma parte de una tradición religiosa, espiritual, cultural y social que emplea prácticas de meditación, respiración, trascendencia del yo y una serie de posturas, que ayudan al yogui a purificar su cuerpo: las asanas.

¿Cuáles son sus beneficios?

Esta práctica puede mejorar el estado físico de su cuerpo, así como la postura y flexibilidad.

También es excelente para reducir la presión arterial y la frecuencia cardíaca, relajarse en tiempo duros, mejorar la confianza en si mismo y reducir el estrés.

Con la realización de esta práctica milenaria obtener:

  • Mejor coordinación
  • Mayor concentración
  • Dormir mejor
  • Buena digestión
  • Controlar la ansiedad, el dolor de espalda y la depresión

Lea también Rutina de cuidado para una barba sana y brillante

Tipos de yoga

Existen diferentes tipo de yoga que se pueden definir caminos para llegar al mismo lugar. Algunos son dinámicos como el vinyasa, el ashtanga, el rocket, el bikram o el power yoga.

Otros son más relajados, como el hatha, sivananda o iyengar yoga.

Y finalmente, se encuentran los más pasivos, como yin yoga, yoga restaurativo y yoga nidra,

Incluso, existe un yoga facial para relajar y tonificar los músculos de la cara.

En todos estas prácticas encontrarán grandes beneficios que harán de su tiempo, cuerpo y espíritu una maravilla.

Yoga 1
Foto referencial

Imagen de cortesía por: javi_indy – www.freepik.es

El yoga y las asanas

Durante cada sesión, se practican diferentes asanas o posturas armonizadas con la respiración, las cuales son beneficiosas tanto para el cuerpo como para la mente.

Las asanas presentan distintos grados de dificultad, desde las más sencillas para principiantes hasta las más extremas que practican los alumnos avanzados.

Las clases comienzan con un calentamiento llamado “Saludos al Sol”, que incorporan una sucesión dinámica de posiciones para calentar músculos y las articulaciones, en combinación con la respiración que ayuda a generar calor y energía corporal.

¿Cómo prevenir lesiones?

Generalmente el yoga es una práctica segura, pero si no se realiza de manera adecuada y con la ayuda de especialistas se podría generar una lesión debido a una mala posición.

Consejos para realizar esta actividad

  • Si presentan alguna afección médica háganlo saber antes de comenzar.
  • Consulten si hay alguna postura que deban evitar.
  • Empiecen lentamente y aprendan lo básico antes de esforzarse en exceso.
  • Elijan la clase adecuada según su nivel.
  • Pregunten si no está seguro de cómo hacer una posición.

Es muy importante que estén atentos a las señales de su cuerpo, si presentan algún dolor o fatiga, deténgase y descanse.

Fuente: Objetivo Bienestar

Imagen destacada por: