Si bien los vegetales de hoja verde, la toronja y el té verde principalmente se consideran como alimentos básicos de una dieta sana; estos tienen la posibilidad de contrarrestar los efectos de ciertos anticoagulantes.

Según la doctora Samantha Crites, cardióloga del Centro Cardiaco y Vascular Mon Health, los pacientes que toman anticoagulantes como Coumadin o Warfarina tienen que evadir los alimentos y suplementos ricos en vitamina K.

Si a un paciente se le receta Coumadin o Warfarina e ingiere una y otra vez alimentos ricos en vitamina K, la vitamina K actuará en contra del medicamento y dificultará la regulación de la sangre del paciente.

Los nuevos anticoagulantes orales (Pradaxa, Eliquis, Xarelto) no se ven alterados por la vitamina K y no poseen estas limitaciones dietéticas, comentó la doctora Crites.

Se propone a los pacientes que toman Coumadin o Warfarina evitar o limitar los siguientes alimentos:

anticoagulantes 2
Foto referencial

Foto por: Racool_studio – www.freepik.es

Verduras de hoja verde

Los vegetales de hoja verde como la col rizada, las espinacas, las coles de bruselas y la lechuga contienen altas porciones de vitamina K.

Los buenos reemplazos para dichos alimentos integran tomates, papas y pepinos.

Té verde

Al igual que los vegetales de hoja verde, el té verde tiene vitamina K y beberlo a medida que toma warfarina o coumadin puede tener el mismo impacto en la función de coagulación de la sangre.

Jugo de arándano

Si está tomando un anticoagulante, inclusive los nuevos tipos, el jugo de arándano puede incrementar el peligro de sangrado.

Lea también: Beneficios del membrillo para la salud

Toronja

Al igual que los vegetales de hoja verde, la toronja y su jugo contienen compuestos que tienen la posibilidad de contrarrestar el trabajo de los anticoagulantes. Ingerir toronja o tomar el jugo además puede ocasionar sangrado.

La toronja perjudica primordialmente a los medicamentos anticoagulantes como Apixaban (Eliquis), Rivaroxaban (Xarelto), Clopidogrel (Plavix) y Ticagrelor (Brilinta).

Alcohol

El alcohol no solo perjudicará el teimpo que tarda la sangre en coagularse, sino que tomar bastante podría ocasionar otros inconvenientes. El alcohol incrementa el peligro de caerse, y los anticoagulantes hacen que sea más complejo detener el sangrado si se lesiona.

«No tienes que evitar del todo el alcohol», mencionó la Dra. Crites. «Solo beba con moderación».

Fuente: sabervivirtv

Imagen destacada por: Couleur en Pixabay