Siendo la piel uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, no son pocos los dermatólogos que hablan de los cuidados de la piel desde una óptica que trasciende lo meramente estético. Pues, cuidar la piel no es solo aplicar o seguir tratamientos de belleza.

Así lo entiende Karina Ríos, Dermatólogo Pediatra, para quien «el dermatólogo debe crear hábitos saludables» , incluso desde edades tempranas; para que ese niño llegue a una edad adulta con una piel realmente sana.

Consejos sobre los cuidados de la piel

Cuidado de la piel 1
Foto referencial

Indica la especialista que, la piel «es un órgano muy importante, que nos sirve como barrera, nos defiende, nos permite regular la temperatura». Ya que la piel «se comporta como un órgano de alarma». Lo que quiere decir que reacciona de una u otra manera ante cosas que nos suceden internamente.

Lea también: Consejos ayurveda sobre el cuidado de la piel

Protección solar

Es por ello que la prevención en los cuidados de la piel debe cultivarse desde la niñez. Por ejemplo, educar sobre las consecuencias negativas de exposición al sol sin protección, para prevenir complicaciones dermatológicas.

«Hasta un 80% del daño solar que manifiesta un adulto se produce desde la niñez»

El tipo de baño

Ríos advierte que incluso la manera en que nos bañamos puede o no afectar a nuestra piel; aconseja tomar nota acerca de la forma en nos aseamos: «hay una cultura de baño que implica el uso de mucho jabón, igualmente, mucha espuma, con jabón azul… pero esto la piel lo recibe como una agresión».

Los jabones syndet son muchos más suaves y menos abrasivos que los que pululan en el mercado, y ayudan a los cuidados de la piel durante el baño. Explica la Dra. Ríos que su aplicación debe ser más que nada en las áreas de pliegues, que es donde se acumula más la suciedad. Y el resto del cuerpo solo con agua, preferiblemente tibia y posteriormente usar humectante.

¿Por qué es importante cuidar nuestra piel?

«La piel es nuestra primera barrera de defensa y también es la primera puerta de entrada. Si nosotros no tenemos una buena piel, por allí comienzan a penetrar bacterias, virus, hongos…», puntualiza Karina Ríos, dermatólogo pediatra.

En la medida en que cuidemos el manto ácido que recubre la piel, que está compuesto por grasa, estaremos praticando una cultura de prevención de los cuidados de la piel: «esa grasa es necesaria, ya que hace que la piel no pierda tanta agua, manteniéndola hidratada, pero además tiene propiedades bactericidas, que nos defiende contra microorganismos como hongos y virus».

¿Qué productos de cuidados de la piel podemos aplicarnos?

En cuanto a la piel del cuerpo, recomienda la experta, el uso de lociones que sean neutras. Esto quiere decir que aquellas que tengan fragancias debemos regularlas significativamente. Igualmente, humectar la piel diariamente forma parte de estos cuidados preventivos.

Requieren en especial cuidados los talones de lo pies, que son los más expuestos a agresiones externas. Para ello, la Dra. Ríos recomienda a sus pacientes el uso de vaselina, en las noches, para hidratar esta zona.

Para los cuidados de la piel del rostro, antes bien hay que identificar qué tipo de piel se tiene. SI es mixta, seca o grasa, por ejemplo. Para posteriormente seguir una rutina de cuidado, pero siempre de la mano con las indicaciones de un especialista, evitando la automedicación.

¿Cómo cuidar la piel de los bebés?

Los cuidados de la piel en los bebes es fundamental y amerita un cuidado integral, desde la alimentación hasta la forma de humectar la piel, expone la Dra. Ríos: «la crema es muy importante ponerla, y cómo la colocamos, si es en todo el cuerpo». Precisa la especialista que los baños cortos son recomendados para los bebés.

Se debe evitar el uso de agua calienta, por agua tibia y solo productos neutros, especialmente en sus genitales; ya que son bebés que no gatean aun. Así mismo, se debe prestar cuidado y atención al área del pañal, protegiéndola con cremas a bases de óxido de zinc.

Concluye la Dra. Karina Ríos que uno de los cuidados de la piel a tomar muy en cuenta, es que no se recomienda exponer directamente al sol a los bebés, antes de los 6 meses. Ya que, además, no existen protectores solares realmente seguros para bebés tan pequeños.

Fuente: @Atusalud