Cada día escuchamos frases relacionadas con el subconsciente pues la mayoría de las personas cree que existe un lugar oculto en sus mentes capaz de revelar lo más profundo del pensamiento.

Ciertamente, el subconsciente es un espacio oculto de la mente, un espacio que conserva la parte más primitiva del hombre. En el subconsciente aparecen impulsos que se derivan en acciones para el hombre en un tiempo determinado.

Sin embargo, aunque es un espacio profundo de la mente, actualmente el subconsciente se ha considerado como una posibilidad para mejorar el rendimiento si se trabaja desde distintas prácticas

El autodiálogo como estrategia para mejorar el rendimiento

El diálogo interno o autodiàlogo se relaciona directamente con el desempeño en las acciones diarias. Uno de los terrenos en los que puede evidenciarse esta práctica es el deporte pues potenciando el pensamiento se pueden alcanzar resultados inesperados por el cuerpo.

Para los deportistas resulta necesario trabajar el subconsciente como una estrategia para cambiar los resultados. Sabemos que las destrezas físicas se relacionan con el entrenamiento pero ¿se puede potenciar el cuerpo con las prácticas del autodiálogo?

Grandes deportistas señalan que entre sus prácticas se incluye el hablarse a sí mismo desde lo positivo, iniciar sus prácticas con un «yo sí puedo» o con un «lo lograré» puede resultar una forma de programación para ganar.

Lea también: Pensamientos intrusivos | ¿Qué son? ¿cómo identificarlos? por Francis Lugo

El autodiálogo puede hacer que el subconsciente comience a regular los estados de ánimo ante la práctica y ante la ansiedad que generan las competencias.

subconsciente
Foto cortesía de Andrea Piacquadio en Pexels

Técnicas para mejorar el rendimiento desde el subconsciente

Como ya señalamos anteriormente, la primera práctica es el el autodiálogo, conversa contigo mismo y señala tus capacidades para enfrentar un escenario. Repite frases estimulantes que te generen confianza en ti mismo para llegar a la acción con más tranquilidad.

Por otra parte, la relajación es una práctica relacionada con la hipnosis que puede derivar en una transformación del pensamiento, construye espacios para encontrarte contigo mismo cada día. Ya verás que diez minutos invertidos en ti pueden potenciar tu desempeño futuro.

Acompaña la relajación con meditación, unos minutos en silencio resultarán muy beneficiosos para detener los pensamientos negativos y la ansiedad ante las actividades diarias.

¿Qué es el autoanálisis? ¿Cómo se realiza?

El primer paso para comenzar esta práctica es tomar la decisión de considerar el autoanálisis como una práctica provechosa, considera un espacio del día para indagar en ti mismo.

Ante un evento pasado practica el arte de mirar tus acciones y preguntarte ¿cómo te sientes al respecto? Recuerda que el subconsciente puede revelar un espacio profundo del pensamiento para que puedas escucharte.

Fuente: Mejor con salud