El ácido acetilsalicílico es acaso el quitapenas y dolores más conocidos por todas las personas a nivel planetario. Todos lo hemos ingerido alguna vez y no hay casa de familiar donde no veamos este medicamento formando parte del botiquín de primeros auxilios.

También conocido popularmente como aspirina, el ASS es uno de los medicamentos tal vez más longevos y que circula con profusión en las tiendas. Tal vez de allí su popularidad e incluso su uso en chistes y hasta en canciones pop: «Aquí está el corazoncito mío / Y me está pidiendo una aspirina». Sin embargo, debemos tomarlo con precaución evitando abusar de su ingesta.

¿Cuándo tomar ácido acetilsalicílico?

aspirina riesgos

Una de las características más prominente del ASS es que posee propiedades que permiten combatir los dolores musculares leves o moderados y controlar los síntomas febriles, puesto que también es un atipirético de gran demanda.

Lea también: Mareos repentinos: causas, síntomas y tratamiento

Pero, además, su poder antiinflamatorio le agrega un plus que lo hace ser uno de los medicamentos más solicitados en el mercado farmacéutico.

¿Qué dosis de aspirina debo tomar?

Las dosis adecuadas o recomendadas para ácido acetilsalicílico dependen para qué se la requiere. Sin embargo, la tendencia es tomar ASS para aliviar dolor moderado y leves. Es decir que si tomamos aspirinas como analgésico, entonces, lo reccomendable será ingerir una pastillas o comprimido que posea 500 mg del medicamento. Cada 4 o 5 horas al día.

Es importante tener en cuenta que no se debe exceder la dosis recomendada. O sea, no es nada aconsejable que en un mismo día una persona tome hasta 1 g de ácido acetilsalicílico, porque es contraproducente.

Igualmente importante es cómo debe de tomarse, en qué momento. Es decir, que lo más indicado es tomar ASS con las comidas y no antes, cuando el estómago está, digamos, vacío. Más cuando presentamos molestias de tipo estomacal. Lo otro, es que se debe evitar triturarlo con los dientes y tragarlo; lo ideal es tomar la aspirina con un vaso de agua.

Ácido acetilsalicílico para prevenir infartos

Además de todas las propiedades ya descritas, hay que añadirle otra: la de inhibir la agregación plaquetaria. Ya los estudios médicos han comprobado que las plaquetas tienen la tendencia a fusionarse formando así los llamado coágulos sanguíneos, responsable de muchas patologías, por ejemplo las coronarias, la angina de pecho, entre otras más.

El «tómese una pastillita para el corazón», dicho a modo de broma, para quien esté molesto por x causas, no es del todo desacertado como recomendadcción. Los eventos cardiovasculares de señas ateroscleróticas son prevenibles tomando dosis adecuadas de ácido acetllsalicílico.

Fuente: Cuidateplus.Marca