La patilla es una fruta estacional que destaca por su contenido en agua y por la existencia de fitonutrientes y de vitaminas en su interior. Se puede consumir a modo de gazpacho

Este gazpacho de patilla es perfecto como para más grandes como para pequeños, debido a que es bastante suave. Es una bebida bastante sana llena de vitaminas y características, perfecta para estar hidratados en todo instante.

Este gazpacho de patilla es muy sencillo de preparar, lo dejas metido en la nevera y una vez que llega la hora de comer, mezclas un poco y sirves.

Beneficios de la patilla

En primera instancia se debe dialogar de los resultados positivos de la patilla, una fruta estacional bastante apreciada.

Coopera a conseguir un óptimo estado de hidratación

La patilla está formada casi en su integridad por agua. Debido a esto, implica un sorprendente alimento para consumir a lo largo de las épocas de calor, debido a que auxilia a asegurar una buena hidratación. Se debe considerar que, si se pierde una gigantesca proporción de líquido por medio del sudor, se puede situar en peligro el manejo del sistema cardiovascular.

Optimización el sistema inmune

A partir de la perspectiva de los micronutrientes, la patilla destaca por su contenido en vitamina C. Este componente es clave para garantizar el buen desempeño del sistema inmune, tal y como asegura un análisis publicado en la revista Nutrients.

No solo ayuda a minimizar la incidencia de los resfriados, sino que además optimización el desempeño de las mismas, disminuyendo la era de presencia de los indicios. La patilla tiene enormes características nutricionales. Entre ellas predomina el contenido de agua y de vitamina C.

Acelera la cicatrización de las heridas

La vitamina C no solo cuenta con la función de excitar el sistema de protección. Además aumenta la síntesis endógena de colágeno, lo cual posibilita que las heridas cicatricen con más rapidez. De esta forma lo prueba una indagación publicada en la revista Clinical Implant Dentistry and Related Research.

Ayuda a prevenir inconvenientes cardiovasculares

Dentro del apartado de los fitonutrientes, se debe comentar el contenido en licopeno de la patilla. Este factor demostró contribuir a prevenir el desarrollo de enfermedades complicadas de carácter cardiovascular. Actúa neutralizando los radicales libres y modulando los mecanismos inflamatorios.

Lea también: Aceite de macadamia y sus beneficios para el cabello

Optimización la salud visual

La patilla, aparte de vitamina C, cuenta con betacarotenos. Dichos recursos tienen la posibilidad de transformarse en vitamina A dentro del organismo, si este lo necesita. Trabajan aumentando la producción de los pigmentos de la retina y salvaguardando ante la degeneración macular.

Ayuda a combatir la retención de líquidos

Al exponer una alta concentración de agua en su interior, el consumo de sandía estimula la diuresis. Esto produce un impacto positivo en el momento de luchar contra la retención de líquidos, problema recurrente entre féminas de mediana edad. Además, Además cuenta con un cierto impacto antiinflamatorio debido a sus fitonutrientes.

Gazapacho de patilla
Foto referencial

Foto de Comida creado por jcomp – www.freepik.es

Ingredientes para la receta de gazpacho de patilla

  • 1 sandía.
  • 2 tomates maduros.
  • 1 pimentón verde.
  • Agua.
  • Vinagre de Módena.
  • 1 diente de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 100 gramos de pan duro.
  • Sal.

Paso a paso del gazpacho de patilla

Para empezar, es necesario lavar los tomates, retirando el corazón de los mismos, las hojas verdes y los restos terrestres que pudiesen permanecer en el área. Se debe hacer exactamente lo mismo con el pimentón, eliminando las semillas de su interior. Se cortan las dos hortalizas en trozos pequeños y se introducen en el vaso de una batidora.

Al recipiente se incorpora además el ajo; cuando se corta por la mitad y que se retira el germen. Se pica todo hasta obtener una textura homogénea, a lo largo de alrededor de 5 min a la máxima potencia.

Una vez realizado esto, va a ser el instante de recortar el pan duro en trozos pequeños, para sumergirlo en agua gélida a fin de que se ablande. Tardará unos 10 min en conseguir la consistencia idónea.

Una vez que pasa la era y se escurre, se introduce en la batidora, junto con la patilla sin pepitas y troceada. Se incorpora además el vinagre y se vuelve a triturar.

Una vez que la mezcla se vuelve homogénea, se requiere arreglar de sal. Acto seguido se incorpora un chorro de aceite de oliva virgen extra y se vuelve a triturar a máxima potencia otros 5 min más. De esta forma se consigue la emulsión del gazpacho, lo cual crea una textura muchísimo más cremosa y apetecible.

Al final, se sugiere colar el resultado final, para luego guardar en la nevera. Es óptimo que se sirva bien gélido. Una sugerencia de presentación es acompañarlo con taquitos de jamón y de huevo cocido.

Con información de: Mejorconsalud

Foto destacada por: Foto de Comida creado por jcomp – www.freepik.es