Por lo general, La hiperactividad está asociada a los niños, pero lo que muchos no saben es que existe la hiperactividad en adultos.

La hiperactividad no se debe relacionar entonces solo con la edad escolar de la persona. Las razones por las que hay adultos hiperactivos son variadas y en la siguiente nota te enterarás de algunas causas, pero también de cómo tratar al adulto hiperactivo y los tipos de terapias para la hiperactividad que hay.

La hiperactividad en adultos: señales

Los adultos hiperactivos tienden a actuar un poco diferente al estándar de las personas en lo que se refiere a la ejecución de tareas tanto domèsticas como laborales. Pues les caracteriza hacer varias a la vez, algo parecido a estar en Mod Multitasking resolviendo varias cosas de forma simultànea.

No obstante, no consiguen resolver bien las tareas a la que dedican un tiempo, precisamente porque la hiperactividad en los adultos, al hacerlos ansiosos no se concentran en una sola cosa, sino en varias dejándolas a medias, a todas.

Síntomas de la hiperactividad en adultos

La etiología de esta condición ha sido muy bien descrita. Se habla de presencia de varios elementos actitudinales en los adultos que sufre de hiperactividad: desde la impulsividad hasta la falta de atención, incluyendo la incompetencia para organizar agendas personales y el no saber estarse quieto por un tiempo prudencial, etcétera.

Lea también: Fármacos para el TDAH podrían mejorar síntomas del alzhéimer

Se vuelve un problema delicado cuando empieza a interferir en la vida personas de la persona, o sea en la relación de pareja y en las relaciones laborales y cotidianas. A decir de los expertos, puede pasar que, por ejemplo, el adulto con hiperactividad hable de más y no respete el derecho a palabra, o, que no espere un tiempo específico, como en el banco, para finalizar un proceso, etc.

Tratamiento

Lo primero es llevar o convencer a al adulto afectado de que vaya a un psicólogo; una invitación que debe ser sutil, cordial, para que la persona no se sienta mal o señalada como problema. Entonces una vez en el psicólogo, el profesional debe descartar si hay algún trastorno como el TDAH, que afecta la concentración y la atención también.

El tratamiento basado en terapias conductuales rinde sus frutos en los casos de adultos con hiperactividad. Los ejercicios cognitivos son una herramienta útil que ayudan a que la persona se sienta mejor y logre gestionar la ansiedad y las emociones en general.

Conversar

La conversación es puede ser un ejercicio que surte efectos deseables en adultos con hiperactividad, ya que una persona de apoyo emocional que escuche sin juzgar ni calificar pude tener un efecto sanador en estos adultos.

La respiración consciente

Aprender a respirar, mejorar esta dinámica es fundamental para cualquier persona en general y para el adulto con hiperactividad, pues, relaja la mente, los pensamientos y ayuda a la concentración y al autocontrol.

La escucha activa

Tratar la hiperactividad en los adultos puede ser un reto para el profesional, ya que aquellos necesitan insertarse sin problemas en una sociedad donde el día a día son las relaciones humanas. Por esto es importante que aprendan a escuchar, a calmar la ansiedad por hablar, por interrumpir a su interlocutor. Para ello se recomienda aprender a escuchar activamente al otro. Un ejercicio cognitivo que los hace menos impertinentes y más atentos y socialmente aceptables.

Lea tambien: Síntomas del TDAH pueden aliviarse mejorando la calidad del sueño

Organizarse

Trabajar con una agenda, un diario, anotar en un cuaderno las tareas pendientes, las citas de trabajo, las visitas al médico, familiar y/o amigo es súper útil en la terapia del adulto de hiperactividad.

Esto les da estructura y control del tiempo, de los quehaceres, pendientes y obligaciones  y a no ofuscarse rápidamente. Lo importante es programar el tiempo y tener un control sobre él, ya que la hiperactividad en adultos dificulta ser organizado y esto los hace perder eficacia.

Consultar: Mejora con salud