La lechuga es un vegetal ligero, que aporta 17 kilocalorías por cada 100 gramos, y su principal componente es el agua, en un 95%, siendo el más ideal para el verano. Además, tiene un bajo contenido energético, por su escasa cantidad de hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Lea también:Tics: conoce todo al respecto de estos movimientos involuntarios

Sobre las vitaminas de la lechuga, se destacan tres antioxidantes. La C, A y E. Son estupendas, según expertos, para cuidar la piel y beneficiar la visión. Además, es rica en ácido fólico, algo a tomar en cuenta en el embarazo. Aporta minerales como el potasio, hierro, fósforo y calcio.

Mientras más verde sea el color de la hoja de la lechuga, esta es más rica en vitaminas y minerales. Este vegetal tiene su origen en el sur de Europa, aproximadamente hace 2.000 años. Actualmente, el principal productor de este alimento es China.

lechuga
Foto de Comida creado por Racool_studio – www.freepik.es

La lechuga tiene propiedades para adelgazar. Según los expertos, está la prevención del estreñimiento, su alto contenido de fibra y agua para controlar la anemia.

Este vegetal, según algunos conocedores en la materia, se usó durante muchos años con fines medicinales. Su uso cocido, para la preparación de cremas y purés, hace que las personas puedan aprovechar sus propiedades relajantes.

Como tal, este vegetal está dentro del grupo indicado para bajar de peso. Además, debe formar parte de la mitad de la ración del plato. Forma parte de la «cultura de la dieta», que se implantó hace años. Sin embargo, comer mucha lechuga no es sinónimo de perder peso.

Convencer a niños para comer lechuga

Da el ejemplo: si tus hijos no ven que comes lechuga, ellos no lo harán

Ensaladas de colores: las frutas son deliciosas mezcladas con la lechuga

No los obligues: de esta forma, se crea un efecto inverso

Fuente: CuidatePlus