¿Es posible cambiar tu figura con solo 5 min al día? Sea como sea, esto es lo que ofrece el método Sakuma, basándose en 5 ejercicios de un minuto cada uno.

El preparador físico Kenichi Sakuma, en su libro El Método Sakuma. Full Body, asegura que “la clave está en fortalecer la musculatura de manera balanceada para aumentar la energía consumida por nuestro organismo (la quema de calorías), inclusive en reposo, sin necesidad de un esfuerzo extra».

El método Sakuma parte de la siguiente premisa: los ejercicios deportivos comúnmente se hacen mal. ¿Resultado? Algunas zonas corporales tienden a sobre-desarrollarse mientras que otras tienden a sub-desarrollarse. Habría una razón para esto; los músculos del torso no se utilizan lo suficiente, lo cual tiene un efecto en la figura general.

Método Sakuma
Foto referencial

Imagen de Keifit en Pixabay

El método Sakuma sugiere resolver este problema aprendiendo a usar de manera correcta los músculos del torso, a enderezar la columna, a conservar la pelvis perpendicular al suelo y a tonificar el tronco. Así, todos los músculos corporales trabajarían de manera balanceada, lo cual aceleraría el metabolismo basal y por consiguiente ayudaría en la quema de grasas y adelgazar.

Método Sakuma: 5 ejercicios de un minuto para volver a dibujar tu figura

Ejercicio 1

El primer ejercicio se concentra en la parte inferior corporal. Para hacerlo, acuéstese boca debajo con las manos detrás de la cabeza. Al mismo tiempo levante el torso y las extremidades. Luego de 30 segundos, cruce los tobillos, a medida que conserva esta postura a lo largo de otros 30 segundos.

Ejercicio 2

Este segundo ejercicio tiene como fin trabajar las caderas. Todavía acostado boca debajo, coloque los brazos cruzados abajo de la barbilla. Cruce los tobillos, flexione las extremidades y levántelas. Permanezca en esta postura a lo largo de 6 segundos, después descanse las extremidades. Repite este ejercicio 10 veces.

Lea también: Ejercicios para conseguir un abdomen plano

Ejercicio 3

El tercer ejercicio ayuda a tonificar la cintura. Siéntese en una silla, con las manos a cada lado de su cuerpo y descansando en el asiento. Levante una pierna para que un lado de las caderas se salga de la silla. ¡Todo sin desplazar los hombros! Mantenga esta postura a lo largo de 3 segundos, suelte y cambie de pierna. Este desplazamiento debería repetirse 10 veces en cada lado.

Ejercicio 4

Este cuarto ejercicio tiene como fin fortalecer el torso. Todavía sentado en una silla, agarre el codo contrario con cada mano quedando así sus brazos cruzados. Coloque los brazos sobre las rodillas, antes de levantarlos por arriba de la cabeza, sin descruzarlos y sin modificar de postura. Permanezca en esta postura a lo largo de 6 segundos y repita el ejercicio 10 veces.

Ejercicio 5

Este último ejercicio es más universal y permite equilibrar el cuerpo en un 100%. Póngase en cuclillas con las manos en el suelo. El ejercicio se basa en levantarse de repente, ponerse de puntillas y estirar los brazos hacia el techo. Repite este desplazamiento 10 veces.

Fuente: sabervivirtv

Imagen destacada por: Pexels en Pixabay