El ramen es un plato japonés de sopa de fideos bastante famosa en Japón e internacionalmente. Aunque hay una cantidad enorme de variaciones, el plato se apoya en una base de caldo, fideos largos y delgados hechos de trigo y una diversidad de aderezos.

Se considera que es proveniente de China y no queda claro exactamente en qué momento llegó a Japón. Pero el ramen es un pilar de la cocina japonesa y de toda Asia.

ramen 2
Foto referencial

Foto de Quang Anh Ha Nguyen en Pexels

Tipos

Hay 4 categorías primordiales, y cada una se distingue por el tipo de caldo del que está desarrollada la sopa.

  1. Shoyu ramen, el más común, está hecho a base de caldo de pollo aromatizado con salsa de soja.
  2. Shio ramen muestra un caldo de pollo más delgado sazonado con sal.
  3. Miso ramen es más espeso y sustancioso, con un rico caldo marrón aromatizado con miso o pasta de soya fermentada.
  4. Ramen tonkotsu está hecho de huesos de cerdo cocidos a fuego lento, lo cual da como consecuencia un caldo espeso, cremoso y grasoso.

El siguiente factor en cualquiera de estos platos son los fideos, y pueden variar desde delgados y rizados hasta gruesos y rectos.

Los fideos más gruesos principalmente se combinan con un caldo más pesado, pero varios restaurantes ofrecerán a los comensales su elección de estilo de fideos para escoltar la base de sopa elegida.

Lo que los fideos ramen poseen en común es que permanecen hechos de harina de trigo, sal, agua y un mineral alcalino conocido como kansui. Este componente le da a los fideos su masticabilidad y elasticidad propiedades, además de generar su color amarillo terroso.

Algunas veces se sospecha de manera errónea que los fideos contienen huevo gracias a este tono amarillo.

Lea también: Desayunos libres de azúcar

¿Cómo cocinarlo?

Hay muchas formas de elaborar esta comida en su hogar. Puedes comprar fideos ramen frescos en una tienda de víveres japonesa o asiática y después elaborar el caldo tú mismo. Puede utilizar uno de los incontables productos de ramen instantáneos accesibles, algunos vienen con su propio recipiente, por lo cual ni siquiera requiere un tazón, sencillamente añada agua caliente. Y, para los realmente ambiciosos, tienen la posibilidad de hacer sus propios fideos ramen frescos.

Si quiere cocinar ramen fresco, comúnmente cocine los fideos a fuego lento durante 1 o 2 minutos antes de escurrirlos y agregarlos a su caldo caliente. Para elaborar ramen instantáneo, sencillamente siga las normas del paquete, aunque es bastante fácil guisar un caldo shoyu casero de forma rápida para sus fideos instantáneos.

Fuente: webconsultas

Imagen destacada por: jcomp – www.freepik.es