Tal como señala el neurólogo Claudio Cárdenas, la sexomnia es un tipo de trastorno del sueño que afecta el comportamiento normal del sueño. Es un curioso trastorno de sueño del que poco se habla.

La sexomnia es una curiosa alteración del sueño que afecta el desarrollo normal de quien duerme. La persona afectada no logra conciliar el sueño de manera natural, acostado sin moverse y con la posibilidad de ser despertado.

Como el sonambulismo, la sexomnia afecta la etapa «no rem», es decir, la etapa del sueño en la que no se está soñando.

Cárdenas describe la sexomnia como un trastorno que implica que la persona sienta deseos por consumar la autosatisfacción sexual o consumar el coito con otra persona cercana.

Sorprendentemente, el riesgo de esta anomalía del sueño nace con el desconocimiento o la falta de información. Un alto porcentaje de la población cree que es un trastorno sexual o un desorden psiquiátrico.

¿Cómo reconocer la sexomnia?

En principio, es necesario identificar cuál es la conducta que manifiesta la persona, como señala el experto, la sexomnia se traduce como «una manifestación de tocamientos o acercamientos a otros individuos durante el sueño».

El comportamiento de quien padece sexomnia es diferente en hombres o en mujeres, en los hombres puede ser más visible y conllevar a consecuencias legales.

En el caso de las mujeres, es mucho menos riesgoso pero igualmente preocupante desde el punto de vista ético.

Foto de Ivan Oboleninov en Pexels

Un trastorno del sueño con consecuencias legales

Como describe Cárdenas «es un problema que puede causar problemas legales». Aunque la sexomnia se puede manifestar con actos como la autocomplacencia o masturbación, el paciente puede expresar deseos por consumar el acto sexual por el acompañante durante el sueño.

Algunos pacientes pueden llegar a ser inculpados por conductas sexuales, formas de abuso o maltrato, tocamientos a otros y, en ocasiones, las personas están dormidas. ¡Es un tema delicado!

Lea también: Dormir bien nos ayuda a no morir antes de tiempo por Francis Lugo.

Es posible menguar los síntomas de la sexomnia

Gracias a un estudio denominado «Polisomnografía» que evalúa las funciones corporales de una persona mientras duerme se puede identificar este trastorno del sueño.

Se trata de una observación guiada por un experto con videos y otros equipos médicos para medir el registro cardíaco, movimientos oculares rápidos y otras conductas de quien duerme.

Los comportamientos sexuales propios de la sexomnia podrían ser muy sutiles en algunos casos, pero en otros requerirán de tratamiento para menguar los síntomas.

Una vez que se hace el diagnóstico certero es posible el tratamiento inmediato, dado que es una condición neurológica relacionada al sueño.