Palabras como ninfomanía, adicción al sexo, hipersexualidad, entre otras, eran aplicadas a personas que padecían de un deseo sexual descontrolado. Y que hoy se denomina trastorno por comportamiento sexual compulsivo.

Maria Laura García tuvo el placer de hablar al respecto con el doctor Gilberto Aldana, Psicólogo Clínico de la salud, además de  Sexólogo, y nos dio algunas luces para entender esta patología sexual.

¿En qué consiste el trastorno por comportamiento sexual compulsivo?

Aclara el Dr. Aldana que la semántica médica respecto a la patología ha venido mutando. “Hemos venido haciendo desde la ciencia como un tamizaje de la terminología”.

Foto de Cottonbro en Pexels

La nomenclatura actual da cuenta de que este trastorno sexual trata básicamente de “una pérdida en el autocontrol del comportamiento sexual”.

De allí que se hable de compulsión, ya que, precisa el experto, “la persona manifiesta un comportamiento sin la posibilidad de modular esa conducta”.

¿Cómo identificar cuando hay un comportamiento sexual compulsivo?

Expresa el Dr. Aldana que se debe tener precaución y discernimiento sobre el tema, porque la patología no está en el deseo sexual en sí mismo; natural de todos los seres vivos. Sino la pérdida absoluta del control del deseo sexual.

“Aquí el problema es el autocontrol. Si usted está en una reunión y tiene que suspender la reunión porque tiene un deseo sexual alto y necesita hacer cualquier tipo de actividad sexual, allí hay un problema del autocontrol”

Agrega este médico sexólogo que otra de las características de las personas que padecen de trastornos por comportamiento sexual compulsivo es la tendencia a no filtrar o ser selectivo con sus parejas sexuales.

“Si yo no discrimino en con quien yo debo (sic) sexualizar, ya sea con una persona que acabo de conocer, una persona que está en la calle, o, incluso, me pueden llegar pensamientos de estar con personas con la que no debería estar, por ejemplo, con niños, entonces allí hay un problema en el control de la respuesta sexual”

Lea también: Sexomnia un curioso trastorno del sueño

¿Cuándo la sexualidad es saludable?

Precisa el Dr. Aldana que si una persona tiene una respuesta sexual alta estando con su pareja y esto es correspondido por dicha pareja, entonces no debería ser considerado un comportamiento sexual compulsivo.

Solo cuando hay pérdida del control sexual, uno que lleve a la persona a la infidelidad con varias personas, al abandono de sus deberes laborales, es cuando sí se convierte en un problema.

Señala como ejemplo de esto, el caso del ex jugador de golf Tiger Wood.

“El jugador de golf que empezó a tener dificultades con su esposa, y el alegó que tenía un déficit de control en la respuesta sexual o un comportamiento sexual compulsivo”

El comportamiento sexual compulsivo en hombres y en mujeres

Esta patología sexual es reportada más en hombres que en mujeres, según indica este sexólogo venezolano.

Señala que “pudiese haber un sesgo donde a veces se hace más visible la respuesta sexual masculina; lo esperado es que pudiese haber un porcentaje casi que equivalente”.

Dos cosas observa en la consulta clínica son, la primera, mayor cantidad de varones preocupados; la segunda, una inclinación a justificar la infidelidad bajo el ropaje de este trastorno del comportamiento sexual.

¿Cuándo ir al médico?

Las personas que padecen estos trastornos en sus respuestas sexuales no acuden por sí mismo a consulta, asevera el psicólogo clínico.

“Por lo general busca ayudsa cuando su grupo familiar o su pareja hace la presión suficiente para que finalmente busque ayuda”.

Los trastornos de comportamiento sexual compulsivo, al igual que otras adicciones, como la adicción al trabajo, “es reforzada a veces inadecuadamente  por nuestra sociedad”. Por lo que es importante que el círculo familiar se involucre y promueva la visita médica del afectado.

A Tu Salud